A Alito no le interesa el PRI, le importa no ir a prisión

’13/06/2024’
’13/06/2024’
’13/06/2024’

*Con salida de Osorio Chong introduce daga al tricolor

*Preocupan a Moreno las denuncias ante FGR y FGEC

 

SI EL PRI ya estaba estaba dividido y casi moribundo, con la destitución de Miguel Ángel Osorio Chong como coordinador de los Senadores de ese partido en la Cámara Alta, sus bonos caerán más allá de lo inimaginable, acaso por abajo del PRD, peor aún ahora que el ex secretario de Gobernación de Enrique Peña Nieto decidió declararse Senador Independiente, y tal vez sus pasos lo sigan otros priistas una vez que no sean nominados como esperan a la Presidencia, como Claudia Ruiz Massieu y muchos seguidores del político con raíces asiáticas que de acuerdo al Presidente Andrés Manuel López Obrador, era el único que más se le acercaba. Sin duda su destitución da un triunfo al dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, mejor conocido como ‘Alito’, demostrando el servilismo a MoReNa, pues no hay que olvidar que en Septiembre del año pasado, López Obrador se lanzó contra  Miguel Ángel Osorio Chong a quien acusó, junto con todos los panistas, de ser “de lo más retrógrada y autoritario que pueda haber como buenos conservadores”, esto tras oponerse a que la Guardia Nacional pasara a formar parte de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), además de que recordó que el Senador Hidalguense fue secretario de Gobernación en el sexenio pasado y acaso por eso quiere que la Guardia Nacional dependa de esa dependencia, como ocurría con la extinta Policía Federal con Peña Nieto. “Ahora que estoy viendo esto de Chong, votando en contra de que la Guardia Nacional dependa de la Secretaría de la Defensa o se le dé un plazo hasta el 28 al Ejército y a la Marina para ocuparse de temas de seguridad pública, que nos importan mucho para conseguir la paz, veo a Chong y a todos los panistas, que son de lo más retrógrada y autoritario que pueda haber, como buenos conservadores, pues es el mundo al revés”. En ese contexto lo acuso de que “antes, la Policía Federal dependía de Chong, cuando el secretario de Seguridad Pública era García Luna”. Alejandro Moreno no estuvo de acuerdo con la postura de Osorio, e incluso para agradar al Presidente, los diputados priistas y Senadores aprobaron que la permanencia del Ejercito en tareas de seguridad en las calles se prolongue hasta el 2028, en franca oposición al hidalguense, y desde entonces se agrietaron aún más las diferencias entre ambos.

 

ESTA VISTO que Moreno Cárdenas sirve a MoReNa en ese afán de no pisar la cárcel al concluir su mandato como legislador Federal y Presidente del PRI nacional, y servil como suele ser, acomoda sus fichas para quitarse a López Obrador todos los escollos que pudieran afectar a su partido de cara al 2024 e, incluso, lo han acusado de ya haber entregado al instituto político del Presidente el Estado de México a cambio de Coahuila, una versión que avalan incluso morenistas. Cabe recordar que Osorio Chongo ha sido un acérrimo crítico de Moreno Cárdenas desde que el año anterior fuera acusado de corrupción, aunándose a las desaprobaciones por apoyar la reforma de las Fuerzas Armadas (FFAA) de López Obrador y extender su dirigencia hasta el 2024. De ahí que el ex funcionario federal advirtió que continuaría con las impugnaciones a fin que la actual dirigencia de Alito abandone el partido: “Les encantaría que renunciara al PRI, no les voy a dar ese gusto, voy a llegar a las últimas consecuencias”, advirtió senador. Pero también ha sido un acérrimo crítico de López Obrador quien lo acusa de cerrar la Normal Rural del Mexe, en Hidalgo, cuando fue gobernador de esa “Entidad, mientras que la administración (la Federal) apoyará a todas las normales rurales que aún quedan para que no les falte nada.

 

COMO SEA, en sus miedos, complicidades y alianzas subrepticias con el partido en el poder, Moreno Cárdenas ha quebrado a la bancada de apenas 13 senadores y ha debilitado más al priismo (que durante 77 años tuvo el poder casi hegemónico del país) frente al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y Morena, el partido que ahora ocupa la mayoría de los espacios que antes pertenecieron al PRI, lo que, sin duda, constituye un clavo más al ataúd del tricolor.

 

OSORIO CHON ha sido de todo en el PRI y ha ejercido cargos de gran envergadura, lo que provocó que Claudia Ruiz Massieu, Nuvia Mayorga y Eruviel Ávila, quienes se han mostrado a favor de quien fuera exsecretario de Gobernación, abandonaron la reunión extraordinaria de los legisladores priistas donde lo destituyeron. Su carrera en el Partido Revolucionario Institucional comenzó en 1991, cuando se encargó del área de prensa y propaganda del entonces candidato priista a la alcaldía de Pachuca, Mario Viornery Mendoza. Posteriormente ocupó la oficialía mayor de Pachuca en el trienio 1991-1993. Dentro del PRI, fue delegado en gran parte de los 84 municipios del estado de Hidalgo. Fue Secretario de Acción Electoral; también, entre 1993 y 1994 fue presidente del Comité Directivo Estatal de Hidalgo, siendo el político más joven en presidirlo y que durante su periodo el PRI ganó en los procesos electorales. Fue Diputado federal y Secretario General de Gobierno del Estado de Hidalgo, En 1998, trabajó en el equipo de campaña de Manuel Ángel Núñez Soto, en la administración estatal siendo nombrado Secretario de Desarrollo Social y Secretario de Desarrollo Regional. Fue Subsecretario de Gobierno, y Núñez Soto ya como gobernador lo designó como titular de la secretaría de Gobierno del estado. Como diputado Federal y vicecoordinador de su grupo parlamentario en la LIX Legislatura, presentó e impulsó entre otras la iniciativa de protección a víctimas del delito y la iniciativa de rendición de cuentas para legisladores federales. Como secretario de gobierno solventó los problemas estudiantiles en la Normal Luis Villarreal de El Mexe, que durante su gubernatura se transformaría en la Universidad Politécnica de Francisco I. Madero.​ La policía estatal ingresó a las instalaciones y desmanteló el movimiento, hechos que provocaron violencia.

 

EN LAS Elecciones estatales de 2005, tras la campaña desarrollada durante 2004 como candidato de la alianza del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) denominada “Alianza por Hidalgo” al gobierno de esa entidad, Osorio Chong fue elegido gobernador de Hidalgo con el 51.8 por ciento de los votos. Por ello, sin duda, la declaratoria de Osorio como Senador independiente, sin renunciar al PRI, le abre un enorme hueco a ese partido al que el PAN ha rebasado en militancia y simpatizantes, pero al dirigente nacional priista, Alejandro Moreno Cárdenas lo único que le interesa es que lo perdone López Obrador, evite que vaya a prisión por denuncias de corrupción en las Fiscalías General de la República y en la Estatal de Campeche, aun cuando entierra la última estaca al Revolucionario Institucional para su extinción, poniéndolo al servicio de AMLO. Asi las cosas…OPINA carjesus30@hotmail.com

Artículos similares

’13/06/2024’

Columnas Veraces

Lo más leido

Verified by MonsterInsights