AMLO no sabe respetar las treguas

*Ni siquiera hace caso al sector salud

*Su verdad es “absoluta” e inapelable

 

Y LA tregua se hizo…pero en los bueyes de su compadre, ya que el Presidente Andrés Manuel López Obrador siguió echando culpas al pasado para justificar los yerros del presente, pese a que el ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa se disculpó con el tabasqueño y aceptó la pausa a que convocó. AMLO sabe que en el momento en que deje de referirse al pretérito y asuma su responsabilidad como mandatario nacional, su popularidad se viene a pique, pues dejaría de darle “razones” a sus seguidores para seguirlo defendiendo –de lo indefendible-. Y si bien se comportó más cauto este miércoles, cuando alguien le cuestionó que diversas consultorías políticas y económicas han señalado que México podría,  incluso, decrecer hasta en un siete por ciento su Producto Interno Bruto, además de que el IMEF maneja que la crisis engendrada por el Coronavirus podría dejar daños hasta por cuatro años para salir de la misma, el titular del Ejecutivo Federal respondió: “Vamos a esperar, estamos haciendo las valoraciones, los técnicos de Hacienda están haciendo el análisis. Pero vamos a resultar menos afectados que otros, eso sí lo puedo decir, porque tenemos una política de distribución del ingreso que no se tiene en otras partes, o sea, que lo poco o mucho que se tenga se va a distribuir mejor, con justicia”, y es ahí donde ya no pudo aguantarse las ganas de despotricar en retrospectiva, sin referirse esta vez a los “conservadores” con cuyo calificativo engloba a sus opositores, pero sí dio nombres.

 

“ANTES, DIJO el Presidente, había una muy mala distribución del ingreso. Pues ahí está, repito, el ejemplo del Fobaproa. Imagínense, ¿a quién se le puede ocurrir, en qué cabeza cabe convertir deudas privadas de una minoría en deuda pública? Eso ya no”. Y prosiguió con la misma trillada perorata que le hacen parecer disco rayado: “Cuando el presidente (Ernesto) Zedillo informó que iba a haber este rescate a los bancos, ahí está el dato, porque fue un informe, habló de que nos iba a costar el rescate creo que 180 mil millones de pesos, 180 mil millones, y nos ha costado hasta ahora 2 billones, o sea, como que se equivocó un poquito, no mucho. Y todavía la deuda es prácticamente la misma, se debe el principal, estos 2 billones fueron de rescate entregado a los privilegiados, y de intereses llevamos desde entonces destinando 30, 40 mil millones de pesos al año del presupuesto público sólo para pagar intereses del Fobaproa. Entonces, eso ya no. Y algunos técnicos dicen: ‘Es que estuvo mal aplicado’. No, es que si se trata de rescatar pues hay que rescatar a los más vulnerables, a los más pobres, a los más necesitados, primero. Dicen: ‘No, el señor Obama lo hizo muy bien porque el rescate que él aplicó consideró que el gobierno se iba a quedar con acciones’. Sí, a lo mejor fue mejor, pero en el caso nuestro ni uno ni otro, ya no hay rescate para los de arriba, el rescate es para millones de mexicanos que viven en la pobreza. Vamos a atender a todos, vamos a escuchar a todos como siempre, se va a respetar a todos, pero por el bien de todos, primero los pobres. Eso es lo principal, ese es el propósito básico del gobierno.

 

Y YA cuando se dio cuenta que a pesar de la tregua que el mismo pidió, había derrapado de nuevo, cortó: -bueno, me tengo que ir, si no, ya no llego…Por ello apelamos, sin ser peyorativos, al conocido refrán: “¡Perro que come huevo, ni quemándole el hocico!, el cual aplica a todos aquellos que han desarrollado un comportamiento (hombres y mujeres por igual) que por lo general es «negativo” o repetitivo, como ocurre con el señor Presidente que en aras de no asumir sus culpas o responsabilidades a estas alturas del Gobierno, prefiere referirse a sus antecesores como los causantes de todos los males habidos y por haber, de tal suerte que la cantaleta perdurará los seis años de Gobierno ya que de otra forma dejaría de ser vendible o aceptable para sus fanatizados seguidores.

 

EL LUNES el Presidente pidió una tregua a “los conservadores”: “bájenle una rayita por la emergencia sanitaria, porque la patria es primero”, enfatizó al reprochar una  campaña “desbordada” en los medios y las redes sociales, que “abruma y fastidia”, y en ese tenor pidió pararle a las  críticas en su contra, en tanto se supera la crisis sanitaria y económica generada por la pandemia de Covid-19. No fue una, sino varias veces que reiteró su llamado a la unidad, incluso “a los conservadores”, como Felipe Calderón, porque, dijo, la patria es primero. “Abruman, fastidian, se hacen daño, porque están perdiendo cada vez más credibilidad… Lo interesante es que busquemos la unidad, es una tregua, un mes”, y sin darse cuenta, AMLO se describió así mismo: “abruma, fastidia, se hace daño porque está perdiendo cada vez más credibilidad”, y eso es posible corroborarlo en la programación de Milenio que se encarga de transmitir gran parte de la conferencia mañanera, lo que lejos de aumentarle la audiencia –como sucedía al principio- se la ha disminuido, pues cada vez son más las personas que prefieren otros noticieros con tal de no estar escuchando la misma perorata presidencial. De hecho, para ahorrarnos el trabajo a los medios en la página

https://lopezobrador.org.mx en el capítulo version-estenografica-de-la-conferencia-de-prensa-matutina-del-presidente-andres-manuel-lopez-obrador es posible recuperar lo referente a la mañanera y evitar la cansada conferencia que, en realidad, son cursos de historia, relatos de vivencias pero, sobre todo, criticar a ultranza al pasado y el echar culpas a lo demás vertiendo  agresiones contra quienes no están de acuerdo con su forma de pensar.

 

DICE AMLO –porque él así lo considera y su verdad es absoluta e inapelable- que: “no es el coronavirus, ni siquiera es la crisis económica lo que les preocupa (a mis adversarios). No, lo que está en juego es si triunfa el cambio verdadero o fracasa. Ese es el desafío y el debate de fondo”, considera, y por ello llamó al ex presidente Felipe Calderón a auto limitarse en redes sociales luego de que publicara una fotografía sugiriendo que se había reunido con un supuesto hermano de El Chapo durante su gira por Sinaloa, luego de que el director de la unidad clínica 16 del IMSS en Culiacán, Hilario Ismael Rubio, aclaró que en realidad se trataba de Édgar Heriberto Covarrubias, médico asignado al Hospital Regional del IMSS de Villa Unión, en Mazatlán, y no Aureliano Guzmán Loera quien estuvo acompañando a López Obrador durante su gira por Badiraguato. Como fuera, lo cierto es que AMLO no podrá guardar la tregua, ya que su condición es la confrontación contra todo aquello que lo contradiga o le resulte incómodo. Vamos, ni siquiera hace caso al sector salud que lucha por aislar a los mexicanos para evitar el contagio del Coronavirus, y como si fuera un chiste o graciosidad, sigue sus giras. Así de simple. OPINA [email protected]

 

 

Artículos similares

Columnas Veraces

Lo más leido

Cuando te consideras el centro del universo

*Pandemia acentúa narcisismo y salud mental *Pierden capacidad de escuchar; son piedras   EN LA vida no todo es política; hay otros asuntos que en estos tiempos...

Drones para búsqueda de personas desaparecidas en desuso en Veracruz

Entre lo utópico y lo verdadero Por Claudia Guerrero Martínez 04 de junio del 2020.   Drones para búsqueda de personas desaparecidas en desuso en Veracruz   Después de la...

Drones para búsqueda de personas desaparecidas en desuso en Veracruz

Entre lo utópico y lo verdadero Por Claudia Guerrero Martínez 04 de junio del 2020.   Drones para búsqueda de personas desaparecidas en desuso en Veracruz   Después de la...