Claudia, ¿aliada o cómplice de Nahle?

’24/05/2024’
’24/05/2024’
’24/05/2024’

Hasta allá, en Pánuco, donde el aire veracruzano da la vuelta decidieron encontrarse las dos aspirantes de Morena bajo sospecha, una la presidenciable Claudia Sheimbaum y la otra, la zacatecana Rocío Nahle, aspirante fallida a la gubernatura a Veracruz.

Y ya sabe usted la grilla jarocha de inmediato cuestionó si el encuentro fue para revisar quién “ahorró” más del 2018 para acá o quién carga las alforjas más generosas, aunque una de ellas, Claudia, haya perdido al marido a la mitad del camino.

Queda la duda si la ganona fue Claudia Sheimbaum y su mamá cuya fortuna millonaria en dólares, puso al descubierto, vía Panamá Papers, el secreto mejor guardado en donde transitó de la negación al reconocimiento que “tres empresas de la familia aparecen en una investigación sobre paraísos fiscales con una cuenta a nombre de mi abuela, sobre la cual no hay nada ilegal”.

Nada ilegal hasta que se descubrió con la base de datos de ICIJ/Off/Shore/ Leaks del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) revela que hay al menos tres empresas ligadas a 9 familiares de Claudia, incluida su madre.

 

La aclaración internacional la destruyó, pero a los veracruzanos mató la desmesura financiera de la señora de Zacatecas.

En 10 días le descubrieron más de 100 millones de pesos en mansiones y terrenos -falta el depa de NY-, y los cinco millones de dólares guardados en paraísos fiscales.

Todo ello sin contar los 6 mil millones de pesos en contratos al compadre; las 19 concesiones para gasolinerías, los 3 mil 600 millones de fortuna familiar en 6 años, los ventiladores vendidos por su familia a CFE y los miles de millones se que se movieron en Dos Bocas.

Pero regresando al tema:

¿A qué vino Claudia a Veracruz?

En lo oficial, digamos como parte del protocolo, ante un puñado de despanzurrados acarreados en la plaza principal del polvoriento municipio de Pánuco, lo que vino fue a decirnos que confiemos en Nahle.

Vino a exaltar la lucha social de la zacatecana iniciada hace una década para tumbar a los corruptos, una corrupta para tumbar a corruptos ¿Que tal, eh?

Y desde luego a advertirnos, casi amenazarnos, que será la próxima gobernadora de Veracruz.

Ese fue el mensaje.

Desde luego que no cabía otro ya que la de Zacatecas ni representa a las veracruzanas, ni a las jefas de familias para que pueda conducir las riendas de ocho millones de veracruzanos dado su vínculo mafioso.

Menos aún para que encabece un gobierno honesto y muchísimo menos para confiarle las arcas públicas por 150 mil millones de pesos anuales.

Desde luego que no hubo modo de que la Sheimbaum se quejara de violencia política de género contra la rubicunda competidora de Pepe Yunes ante tremenda cola de cocodrilo que le asoma cuando se enfunda en la causa del Colectivo “Brujas del Mar” que lloran por sus desaparecidos mientras que ella rabia por lo que apareció -en dinero y propiedades- e hizo del dominio público.

La Sheimbaum, en efecto, llegó a Veracruz presumiendo autoridad alguna, carece, sin embargo, de ella.

No es nadie para hablar en la defensa de la mujer en un Veracruz que ocupa el segundo lugar en crímenes de odio.

Como tampoco su presencia legitima lo buena funcionaria que fue Nahle luego de gastarse 240 mil millones de pesos en una refinería que solo produjo mansiones y departamentos de lujo en destinos residenciales nacionales y extranjeros.

¿A qué vino Claudia Sheimbaum a Veracruz?

¿Acaso a burlarse de los veracruzanos que de Pánuco a las Chopas está totalmente empobrecido y en manos criminales?

¿Vino por mandato del Peje?

Costumbre se hizo durante el sexenio por concluir que a cada torpeza del gobernador Cuitláhuac García -que no eran pocas- López Obrador se presentaba en nuestra tierra para jurar por ésta “la suerte que teníamos los veracruzanos de tener un gobernador honesto como Cuitláhuac García”.

Ayer Claudia Sheimbaum dijo lo mismo: “Que suerte tienen los veracruzanos de que Nahle sea su próxima gobernadora”

De por sí salada la zacatecana y venirnos a recetar bacalao, como que el vómito de los veracruzanos fue súbito.

En los hechos Claudia vino a Veracruz a constatar que la tercera reserva electoral la tiene perdida y que mas vale se aleje de Rocío Nahle porque hiede.

Vino a constatar que el domingo falleció en medio de un paraíso fiscal lleno de dólares.

Pd.- Por cierto, ya estamos atendiendo su demanda jurídicamente y a ver ¿a qué horas retiran las patrullas fuera de mi casa, eh?

Tiempo al tiempo.  

 

*Premio Nacional de Periodismo

 

Artículos similares

’24/05/2024’

Columnas Veraces

Lo más leido

Verified by MonsterInsights