Cuitláhuac: promesas que el viento se llevó

*Ríos Fararoni violó la ley electoral en Coso

*Apoyos de Gobernadores a Félix los exhibe

 

EN LOS viejos regímenes –y en el actual, puesto que nada ha cambiado salvo el nombre de los actores políticos-, solía decirse que un “si” debía entenderse como “”no”, y un “no” por consiguiente como un “si” dado el lenguaje encubierto de los políticos. Por eso las promesas de campaña jamás son cumplidas, porque forman parte de la afirmación de quien solo busca que votes por él, y cuando asume el poder se olvida de todo cuanto prometió, máxime si no siquiera lleva ni siquiera un registro de esos compromisos, y solo los expulsa porque algo tienen que decir para agradar y verse como “sabios”, redentores y paternalistas. De hecho, lo que si cumplen los gobernantes es lo que no prometen, como la represión contra gobernados, persecuciones y olvidarse de los problemas más sentidos de la sociedad. Todo eso no lo prometieron y, sin embargo, lo ejercen cual si fuera el cumplimiento de algo escrito y necesario para la población como la desaparición forzada de personas. Por ejemplo, aún se recuerda cuando en su primera acción como Gobernador, Cuitláhuac García Jiménez anunció la Declaratoria del Programa Emergente por Crisis de Violaciones de Derechos Humanos en Materia de Desaparición de Personas en Veracruz, la primera en su tipo en el País. Con dicha medida se llamaba a organizaciones internacionales, incluida Naciones Unidas y a la sociedad civil a intervenir en el Estado para apoyar a las miles de víctimas por desapariciones de personas por la guerra entre cárteles del narcotráfico y su combate. “Pueblo de Veracruz, tenemos otra tarea pendiente y hoy es más que urgente”, dijo al anunciar la declaratoria que, según enfatizó, contaba con el apoyo y propuesta de colectivos de familiares de personas desaparecidas. Pero han pasado dos años y meses y de aquel pronunciamiento el primero de Diciembre de 2018 ya ni se acuerda, pese a que Veracruz es de los Estados que más enfrenta ese conflicto. Vamos, en aquella ocasión, García Jiménez hasta lamentó que quienes ocupaban ese cargo, hayan sido omisos, faltos de voluntad expedita y que se hayan sustraído de la realidad. “Ya sea por perversidad, indolencia o el calificativo deplorable que haya caracterizado. Lo cierto es que no atendieron la emergencia declarada y evidente ante el gran número de desapariciones de seres humanos en el estado”, acusó, y cayó en el mismo entuerto.

 

POR ELLO ahora que declara que su gobierno no comprará votos, y que garantiza un buen clima electoral, más vale que la oposición y los contrarios a su gobierno se pongan a temblar o, como enseña cierto refrán: “Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”, en alusión a que si ves que algo acontece a tu alrededor, lo mismo te puede pasar a ti, así que debes estar preparado o tratar de evitarlo. Porque dice el Gobernado que quiere pasar a la historia como un mandatario que marque un precedente, “dando ejemplo, apegándose a la ley, al suspender los programas sociales y no comprar votos con la entrega de despensas. Que por primera vez que se cumpla la ley en ese aspecto”, aunque los hechos no le favorecen, ya que en Cosoleacaque, el abanderado de MoReNa a la alcaldía, Eulalio Ríos Fararoni está usando los programas sociales de la mano del superdelegado Federal, Manuel Huerta Ladrón de Guevara para promoverse, y así quedó de manifiesto al ser detenidos dos empleados de la Secretaría de Bienestar en el fraccionamiento Lomas de San Agustín donde estaban pidiendo credenciales de elector y promocionaban al candidato del Movimiento Regeneración Nacional, por lo que la alianza PRI-PAN-PRD confirmaron que los denunciarán por presuntos delitos electorales. Al respecto, el pulcro Gobierno de García Jiménez no se ha pronunciado a pesar de la promesa del mandatario y solo emitió un comentario que no llega al abanderado.

 

LOS DOS detenidos: Miguel Ángel “N” y Ana Lilia “N” traían credenciales que los identificaban como “simpatizante voluntario de la 4T” y ofrecían apoyos de programas federales a cambio de sus datos y las credenciales de elector. Y esto lo hacían de casa en casa, ostentando chalecos de bienestar, promocionando al candidato de Morena a la presidencia municipal, Eulalio Ríos Fararoni, y uno se pregunta: si realmente hay voluntad de acabar con estos delincuentes electorales, el Gobernador que tiene una oportunidad de oro para actuar y demostrar congruencia entre el decir y el hacer, ¿Por qué no lo hace?. Contrario a ello, ha guardado sepulcral silencio.

 

GARCIA JIMENEZ dice que en la firma del Acuerdo Veracruz por la Democracia existe el compromiso de garantizar un buen clima electoral que no se ve por ninguna parte, con persecuciones de candidatos opositores, amenazas a otros tantos y un sin fin de hechos que pintan de cuerpo entero cual será la tónica de esta contienda, aun cuando insiste en que “no vamos a comprar el voto con despensas, los gobiernos anteriores coaccionaban el voto y estamos vigilantes de que no pasé (…) detuvimos todos los programas que ofrecen apoyos como por ejemplo del DIF y también he sido cauteloso en cuidar qué está permitido y apegarme a lo que no está permitido para evitar faltas”, aunque bien habría que aclararle que en Veracruz no detuvo nada puesto que nunca ha existido por parte del Estado algún programa de beneficio social.

 

PERO EL Gobernador fiel a su mentor, recuerda –en un programa del canal oficial Radio Televisión de Veracruz- que en administraciones pasadas esa garantía se quedaba solo en discursos, porque al final implementaban estrategias de coacción, y por ello dice a los reporteros que le preguntaron con cautela, que en Cosoleacaque, dónde dos Siervos de la Nación recogían credenciales, ya fueron detenidos, aunque cabe aclararle, también, que no los detuvo la policía Estatal, municipal o, incluso las fuerzas armadas Federales, sino el pueblo que los entregó a la autoridad que, por cierto, intentaron liberarlos al no encontrar un delito grave en esa conducta, aun cuando fue reformada la constitución para incluir los ilícitos electorales en el rubro de graves sin derecho a fianza.

 

POR CIERTO, Cuitláhuac, en franca defensa de su partido más allá de pronunciarse por lo legal o moral, indicó en relación con la decisión del TEPJF  de retirar la candidatura de los aspirantes a gobernadores en Guerrero y Michoacán por MORENA, Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón respectivamente, que al igual que el resto de gobernadores morenistas acata la decisión del máximo Tribunal, sin embargo lo consideran «un golpe a la democracia», y fue más allá. Dice que hay una intención provocadora al emitir esas decisiones, copiando fielmente el script de su fanatizador, y soslayando que Felix Salgado Macedonio es un candidato inmoral rechazado por las mujeres, dado que enfrente cinco denuncias por abuso sexual, y de ese tema, simple y llanamente, nada dijo. Así de simple. OPINA carjesus30@hotmail.com

 

 

Artículos similares

Columnas Veraces

Lo más leido

40 años del atentado contra San Juan Pablo II, 13 de mayo de 1981-2021

En el 64 aniversario de las apariciones  de la Virgen María en Fátima, en Portugal, el 13 de mayo de 1917, seis meses después...

“Útiles, mochilas, uniformes y zapatos para todos los niños de escuelas primarias públicas de Boca del Río”: Unánue

  -En el 2022 volverán los apoyos escolares, es uno de mis principales compromisos Juan Manuel Unánue, candidato a Presidente Municipal de Boca del Río por...

Invita Ricardo Ahued a caminar a su lado

  La cita es el domingo 9 de mayo, a las 7:00 hrs., en el Teatro del Estado Entrevistado durante su campaña por la zona...