El sismo del abandonamiento

Aperitivo: “Se puede temblar ante un funcionario que siempre se ha visto en la cúspide del poder, guardado por la altura a que está de nosotros”. (Jorge Cuesta).

 

Con Covid-19, dengue y demás enfermedades contagiosas o no, aunado ahora al sismo que a alguien le debió caer como anillo al dedo, sin duda alguna muchos esperábamos el abrazo fraterno, ese que cada vez se aleja más por la sana distancia y la indiferencia. Otros tantos ni siquiera sienten lo que es la solidaridad y ni piensan en el apoyo desinteresado para con los jodidos. En fin, que no es el fin del mundo –espero-, pero sí momentos de reflexionar para unirnos y ya no seamos tan culeros, mucho menos mentirosos, mentirosos, mentirosos, simuladores y perversos. Rosario Castellanos escribió:

 

          “¡Qué cuidadosamente nos mentimos!

          ¡Qué cotidianamente planchamos nuestras máscaras

          para hormiguear un rato bajo el sol!”.

 

          Claro, de que sentimos miedo, ni dudarlo. Sentimos miedo y por ahí nos agarran. ¿Quiénes? Pensemos tantito. Desde luego que nosotros mismos, pero muchas veces la culpa no la tiene el indio… Federico Fellini se preguntó alguna vez: “¿Es posible que haya alguien tan inhumano que no tenga miedo de nada?” Creo que hay muchos; ahí están los casos al día, las notas periodísticas, las redes que dan cuenta de ello. Tiemble o no tiemble, nos agarre donde nos agarre el miedo, el temor, es posible que se ensanche más si estamos solos. Marguerite Yourcenar escribió: “En el avión, cerca de ti, yo no le tengo miedo al peligro. Uno sólo muere cuando está solo”.

          Así que mejor, ¿por qué no nos unimos? O cantemos, “todos juntos ya”:

 

“Abrázame
Como si fuera ahora la primera vez
Como si me quisieras hoy igual que ayer
Abrázame…”

 

          ¿Es muy difícil a estas alturas? Pensemos tantito, hay mil formas de abrazarse y amarse, así como la muerte tiene mil formas de llegar. Porque el temor de separación es todo lo que une, dijera Antonio Porchia. Ustedes dirán.

 

Los días y los temas

 

El arquitecto mexicano Enrique Norten, en entrevista para milenio.com (21-06-20), expresó:

 

“Como seres humanos, vivimos en comunidad y pertenecemos a una sociedad que va más allá de nuestra ciudad y nuestro país. Una de las grandes lecciones es que no estamos aislados. Todos participamos con ciertos objetivos para lograr un barrio, una ciudad, un país y un mundo que estén mejor conectados, con mejor entendimiento y mejores relaciones entre los hombres. Entre más entendamos que somos una pequeña pieza de una gran maquinaria, podremos lograr mayor progreso”. Quien tenga oídos…

 

De cinismo y anexas

 

Con eso de “ayudar”, les comparto un aforismo de Federico Nietzsche:

“Altruismo: El «prójimo» alaba el desinterés porque «recoge sus efectos». (El eterno retorno). Quien entendió, entendió.

Ahí se ven.

Artículos similares

Columnas Veraces

Mole de Gente

LA MOFA

Lo más leido

Escala problema local hasta el Palacio Nacional

¿Por qué vuelve el sábado a Veracruz, por enésima vez, el presidente Andrés Manuel López Obrador? Porque necesita volver. El martes, en su conferencia mañanera,...

Si López Obrador pudo hablar mal de Jaime Cárdenas, puede hablar mal de cualquier persona, menos de él

Si López Obrador pudo hablar mal de Jaime Cárdenas, puede hablar mal de cualquier persona, menos de él Nada más eso faltaba. Quizá los chairos...

AMLO: con los enemigos dentro de la casa

*Va contra corrupción externa y olvida la interna *Instituto para Robarle al Pueblo lo Incautado   VAYA QUE la renuncia del abogado constitucionalista y reconocido académico, Jaime...