Emilio Lozoya seguirá en su hospital VIP; juez lo vincula a proceso, pero no lo manda a la cárcel

Emilio Lozoya seguirá en su hospital VIP; juez lo vincula a proceso, pero no lo manda a la cárcel

Ya lo habíamos señalado, Emilio Lozoya es una joyita para este gobierno de la 4T. De hecho, le proceso de Lozoya se extenderá hasta las elecciones de 2021, elecciones donde está en juego el proyecto de gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Por ello conviene tratar bien al exdirector de PEMEX para que no se vaya a echar para atrás a la hora de denunciar a sus cómplices. Con ese amago, el gobierno tendrá nulificados a los operadores del PRI y del PAN, pues apenas estos asomen la cabeza, Lozoya podrá declarar, como ya lo ha hecho, el supuesto nombre de sus cómplices. Después de su primera audiencia el juez vinculó a proceso a Emilio Lozoya, sin embargo, Lozoya no pisará la cárcel, seguirá en su sala de hospital VIP, con televisión con cable, Netflix, Internet; con sala de espera y comedor para invitados. Sólo tendrá que entregar su pasaporte y pagar un brazalete que se le colocará para tenerlo ubicado. Por supuesto, todo esto es lo que se negoció desde España, eso y un trato preferente para su madre y hermanas que también están involucradas en el delito de lavado de dinero. ¿Pensaba usted que con López Obrador la justicia sería justicia? ¿Ya ve que no? La justicia sigue siendo la misma ramera de siempre; mientras haya dinero, cualquiera la puede fornicar.

¿Pues no que Lozoya ya había confesado culpabilidad? En su audiencia inicial se dice inocente

¿Cómo está eso? Durante la audiencia virtual que la mañana de este martes se llevó a cabo, el exdirector de PEMEX, Emilio Lozoya Austin, se declaró inocente. Durante su intervención el exfuncionario de la administración de Peña Nieto dijo: “Demostraré que no soy responsable ni culpable de los delitos que se me imputan”. ¿Entonces? ¿Dónde quedan todas esas supuestas declaraciones que se han filtrado a la prensa, en las que supuestamente Emilio Lozoya reconoció que había entregado millones de pesos a los diputados panistas, priistas y de otros partidos para que se aprobara la Reforma Energética? No soy responsable de los delitos que se me imputan, dice Lozoya, pero el gobierno ya lanzó un juicio sumario en contra de todos los que “recibieron” dinero de Lozoya. Habrá que esperar a ver si el exdirector de PEMEX se mantiene en su postura de inocencia o si se pone de acuerdo con el gobierno para entregar la cabeza de muchos exfuncionarios, exdiputados y exsenadores con el propósito de que en los tiempos electorales el gobierno de López Obrador se levante con la espada justiciera. Emilio Lozoya. “El inmueble al que se refieren fue declarado ante Secretaría de la Función Pública desde que comenzó mi gestión como director de Pemex”, alegó también. Pero cómo creerle a Lozoya, quien un día confiesa unos delitos, y otro día se hace el inocente.

El coronavirus nos vino a ensañar lo mala que es la comida chatarra; en Inglaterra ya le declararon a guerra a esta comida, ¿y en México?

México es, a nivel mundial, primer lugar en obesidad infantil; en obesidad adulta estamos en los primeros lugares, debajo de los Estados Unidos. Esta pandemia de obesidad se debe a la gran oferta de comida chatarra que se ofrece en la televisión y que se lleva a las escuelas, donde los alumnos en las horas de receso se la pasan comiendo papas fritas de bolsa, churritos de maíz y bebidas azucaradas. Estos productos dejan millones de pesos a los anunciantes, millones de pesos a las autoridades educativas, quienes hacen con las empresas Barcel, Sabritas, Coca Cola y Pepsi convenios de exclusividad, como el que pretendió llevar a cabo el secretario de Educación de Veracruz. Cada empresa que quiera vender su producto en las tiendas escolares tiene que ofrecer una mochada a las autoridades escolares, las cuales no tienen escrúpulos en permitir que productos altos en grasa, sal y azúcar sean consumidos por los alumnos. Ahora, con la pandemia del coronavirus nos damos cuenta de la importancia de la buena alimentación, una buena alimentación que evitaría la obesidad infantil, adulta y enfermedades como la diabetes y la hipertensión. En países como Inglaterra están dispuestos a lanzar una guerra en contra de la comida chatarra, ¿en México cuándo?

 

Armando Ortiz                        Twitter @aortiz52                                          @lbajopalabra

 

Artículos similares

Columnas Veraces

Lo más leido

La urgencia de Cisneros de regresar al cargo

Durante los 21 días de confinamiento que tuvo el secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, por causa del COVID-19, el círculo rojo del gobernador...

“Las cifras tan malas en México tienen que ver con la respuesta inicial del presidente López Obrador”; afirma experto de la Johns Hopkins

“Las cifras tan malas en México tienen que ver con la respuesta inicial del presidente López Obrador”; afirma experto de la Johns Hopkins En entrevista...

PRD renovado

“La confianza en uno mismo y la rápida decisión son el preludio del éxito.” – José Marti.   Este fin de semana se desarrolló el Décimo...