En 3 meses 60 cuerpos en 2 fosas de Veracruz

*El Estado un “hervidero” de cadáveres ocultos

*Detrás delincuencias organizada y “autorizada”

 

¿CUANTOS CUERPOS de veracruzanos desparecidos en diversos puntos del Estado –algunos levantados por la delincuencia organizada y, otros por la delincuencia “autorizada”- reposarán, actualmente, en fosas clandestinas que brotan por todas partes del solar jarocho -al igual que surgen grupos delincuenciales y mecanismos de represión por parte de las autoridades-, en un afán de borrar toda huella de fechorías? Ya lo dijo alguna vez el sacerdote y ex luchador social, Alejandro Solalinde Guerra, ahora un defensor a ultranza del Presidente Andrés Manuel López Obrador, incapaz de levantar la voz por los que antaño defendía si se trata de tocar la imagen del titular del Ejecutivo Federal: “Tiene que abrirse el suelo veracruzano, porque yo creo ha de ser un hervidero de esqueletos por donde quiera”, y eso lo alertó allá por Mayo del 2011. El director del albergue “migrante en el camino” de Ixtepec, Oaxaca, enfatizó en aquella ocasión que Tamaulipas, Durango y Coahuila “son sólo una pálida sombra de Veracruz” en cuanto a fosas clandestinas, ya que, recordó, “ese Estado es donde se perfeccionó la desaparición de migrantes”. Las declaraciones en medios nacionales e internacionales del sacerdote, refiriéndose a Veracruz como “el cementerio de migrantes más grande de México”, advertencia que, según él, estaban sustentadas en declaraciones, investigaciones y testimonios de migrantes que han sobrevivido, parecen cobrar vigencia cuando se sabe que solo entre Enero y Marzo de este año, colectivos desenterraron de dos fosas clandestinas de Arbolillo, en Alvarado, y La Guapota, en Úrsulo Galván al menos 60 cadáveres. En Arbolillo fueron hallados los restos de 32 personas. “Esos cuerpos los sacaron de una sola fosa, porque es un solo espacio, un solo predio, un pedazo que abrieron y fue donde se encontraron, es la fosa número cinco en Arbolillo”, dice Victoria Delgadillo Romero, integrante del colectivo Familiares Enlaces Xalapa, quien busca a su hija Yunery Citlally Hernández Delgadillo desde Noviembre de 2011.

 

LA CIFRA es espeluznante, porque refiere un hecho que no tiene desperdicio. Cientos, quizá miles de desaparecidos en territorio Estatal podrían estar en fosas clandestinas –aun no encontradas-, y acaso infinidad de restos no sean localizados nunca, pues en muchos casos, según se sabe por versiones de detenidos, son incontables los que son “cocinados” en ácido y desaparecidos para siempre, arrojando lo que queda a ríos que se encargan de diseminar cenizas, si con quemados, o aceites, si son desintegrados. Veracruz es una barbarie, y contra lo que diga el incompetente Gobernador Cuitláhuac García Jiménez y su gabinete de seguridad, ni es herencia del pasado ni producto de los conservadores. Son hechos que se viven en el día a día de su Gobierno desde que asumió funciones, y que lejos de contener pareciera solapar porque la impunidad que defiende veladamente es superior al 95 por ciento en la Fiscalía Estatal, ya que difícilmente son detenidos los autores de crímenes como secuestros, ejecuciones, feminicidios u homicidios dolosos contra mujeres. Basta saber que algunas morgues o anfiteatros como el de Papantla están los cuerpos amontonados en bolsas de plástico cual si fueran basura, despidiendo fétidos olores que se convierten en focos de contaminación. Así los tienen y así los entregan a familiares que lo reclaman, como ocurrió a una madre en Las Choapas el mes pasado, y para taparle el ojo del macho despidieron al responsable de la Fiscalía Regional y de la Sub-unidad de Procuración de Justicia tras difundirse imágenes del reprobable hecho.

 

EN LA Guapota, un predio ubicado en el municipio de Úrsulo Galván –donde en Febrero de este año fue asesinado

Gilberto Ortiz Parra, precandidato a la alcaldía de ese lugar-,  fueron encontrados 28 cuerpos de personas desaparecidas, y cinco de estos han sido identificados y entregados a sus familiares, mientras que el resto continúa sin ser  identificado. “Y eso ocurre en este tiempo, ahorita que empezaron a trabajar (en búsquedas) a partir de Enero pasado”, cita la activista Delgadillo Romero, ya que el año pasado, durante muchos meses los trabajos de localización  fueron suspendidos por falta de recursos. Las personas con familiares desaparecidos tienen una leve esperanza de encontrar en las fosas clandestinas a sus parientes, y por ello siguen realizándose exámenes genéticos de ADN para conocer la identidad de los demás restos humanos encontrados en La Guapota, donde hasta el momento han sido localizadas 72 fosas clandestinas. “De Arbolillo no ha habido identificaciones, pero se está trabajando también porque se estaba trabajando a la par con La Guapota”, dice la mujer que no pierde la esperanza de encontrar a su hija con vida o como fuera, pero darle la honra que merece.

 

NO ES secreto que en Octubre pasado, la Subsecretaría de Derechos Humanos y Población de Gobernación ubicó al Estado de Veracruz en el primer lugar nacional con más fosas clandestinas halladas en el periodo de 2006 al 30 de Septiembre de 2020. Según el Registro Nacional de Fosas Clandestinas y Cuerpos Exhumados, se reportaba que en la Entidad se habían identificado 504 fosas clandestinas. El reporte también exhibía a los diez municipios del país con mayor incidencia de esta inhumación ilegal. Dos municipios de Veracruz se encontraban en dicha situación. Se trata de Úrsulo Galván y Playa Vicente. El primero ubicado en la región Sotavento y, el segundo, en la zona sur de la Entidad, por lo que Victoria Delgadillo confirmó que los colectivos de familiares de desaparecidos sostendrán reuniones con las autoridades para garantizar la intervención de fosas clandestinas en Playa Vicente, en Mayo próximo ya que por anónimos recibidos, se sabe que la zona es un enorme panteón clandestinos, y no es de dudarse dada la presencia de grupos delincuenciales en la región.

 

SOLALINDE GUERRA se cuestionaba hace algunos años: “Lo que yo pregunto en este momento es qué autoridad va a atreverse a hacer investigaciones en Veracruz para que empiecen a buscar cuerpos humanos, osamentas ahí en el Estado”. Y es que en aquella ocasión aseguraba que existía  complicidad entre altos mandos policiacos estatales y gubernamentales, e insistía en culpar exclusivamente al gobierno federal y Estatales de “secuestrar y desaparecer” migrantes, sin embargo, ahora Gobierna MoReNa (a nivel nacional como Estatal), y por lo tanto, no estaría de más que al Presidente que venera y rinde culto, al que, seguramente, también compara con Jesucristo, le exigiera que investigue el solar jarocho como un acto de justicia para miles de familias que buscan a sus familiares desaparecidos. Ojalá así sea. OPINA carjesus30@hotmail.com

 

 

 

 

 

Artículos similares

Columnas Veraces

Lo más leido

Complicidad, omisión o indiferencia

Consentimiento es una palabra que últimamente escuchamos con frecuencia, creemos entender su significado, pero en realidad como sociedad aún distamos mucho de comprenderlo. En...

Curiosidades en campañas electorales, el hermano incómodo en SEDECOP y los vicios ocultos

Entre lo utópico y lo verdadero Por Claudia Guerrero Martínez 19 de abril del 2021.   Curiosidades en campañas electorales, el hermano incómodo en SEDECOP y los vicios...

México requiere compromiso y vocación; a los actuales diputados de Morena, nadie los conoce: Marlon Ramírez

  La alianza Va por México, es un instrumento poderoso que permitirá a la ciudadanía, que le devuelvan lo que le han quitado. El...