Gana miedo a perder programas sociales

*AMLO ya no tendría mayoría calificada

*Se van: RSP, PFM y nuevamente el PES

NO SE hagan bolas. Aunque la mayoría de triunfos en la elección del domingo son acreditables al Movimiento de Regeneración Nacional, lo cierto es que la victoria se la llevó el “pueblo bueno” que no desea perder sus programas sociales, becas y otras canonjías que les permiten vivir sin trabajar, porque si de algo se ha encargado el actual Gobierno Federal y los Estatales emanados de MoReNa es en negar apoyos al sector privado para que incentiven la producción y el empleo. La ecuación es simple: a mayor desempleo más son las personas que dependen de las migajas que les arrojan las autoridades y mayor el control de estas sobre los gobernados. En ese entendido, ni se premia la gestión de Cuitláhuac García Jiménez en el Estado ni se honra a la administración de Andrés Manuel López Obrador, simple y llanamente, se defienden los ingresos que sin trabajar les dispensa AMLO, ya que tan solo en el 2020, el  presidente destinó 447 mil 837 millones de pesos para programas sociales del Gobierno, monto que está dividido en apoyo para adultos mayores, niñas y niños con discapacidad, becas escolares y salud, aunque este año la cifra es muy superior. En el caso de la Pensión para Adultos Mayores, el monto destinado fue de 129 mil 350 millones, la Pensión para Personas con Discapacidad contó el año pasado con 14 mil 197 millones de pesos; en cuanto a las Becas para el Bienestar, el monto total fue de 67 mil 247 millones de pesos. De esos, 7 mil 776 millones de pesos son para Jóvenes Escribiendo el Futuro; 28 mil 995 para la Beca Universal Benito Juárez de Educación Media Superior; y 30 mil 475 millones para Becas de Educación Básica. Además, 237 mil 40 millones de pesos son para el sector salud con el fin de brindar atención médica y medicamentos gratuitos. Aquí se incluye una bolsa de 40 mil millones de pesos del Fondo de Salud para el Bienestar. Y uno se pregunta si los beneficiados con semejantes regalos a costillas del pueblo que si trabaja y paga impuestos, ¿estarían dispuestos a arriesgar que se les cancelarán esas dádivas’. Porque ese fue un slogan de los morenistas: si votas por el retorno al pasado perderás muchos de tus beneficios.

Y ES que si en 2020 les fue bien a los beneficiarios del dinero que debería ser para obras y servicios generales, y no solo para comprar conciencias, en este 2021, previo a la elección del domingo, la cifra fue estrafalaria. De acuerdo al Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021, se destinan 505 mil 262 millones de pesos para los programas sociales ahora bautizados, “para la superación de la pobreza en México”, y entre los prioritarios considerados por el gobierno federal se encuentran el programa Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores que recibirá 135 mil 065 millones de pesos, mientras que se propuso un presupuesto de 15 mil 456 millones para el programa Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad Permanente, y 28 mil 929 millones al programa Sembrando Vida, y 65 mil 333 millones para los programas Becas de Educación Básica para el Bienestar Benito Juárez.

TAMBIEN SE otorgan 74 mil 766 millones al programa Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos para la Población sin Seguridad Social Laboral –que es de los pocos positivos-, mientras que al Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras tiene, para el ejercicio 2021 una asignación de 2 mil 684 millones. También se entrega 189 mil 970 millones a la Secretaría de Bienestar. En fin, es mucho el dinero regalado por AMLO como si fuera personal y no producto de los impuestos que paga la población productiva, lo que debería destinarse a escuelas, mejoras clínicas y hospitales, comprar medicamentos, reparar carreteras y un sinfín de necesidades que tiene el País, pero el señor Presidente prefiere regalarlo para mantener el respaldo del llamado pueblo bueno, cuando debería invertirlo en obras de beneficio colectivo, y no solo en las monumentales que construye actualmente con las que solo busca perpetuarse en la memoria de la población que ahora, en aras de ganar beneficios, impone su nombre y el de su esposa a colonias populares.

POR ELLO insistimos: no ganó ni López Obrador ni Cuitláhuac García en Veracruz, sino el miedo de los beneficiarios a perder las canonjías que reciben, que no son poca monta en tiempos de acentuado desempleo, porque donde predomina la clase media más afectada, la gente salió a votar y refrendar el triunfo de la oposición. Sin duda, en el Estado de Veracruz la proporción de ricos y pobres es abismal, como en todo el País, y la estrategia presidencial finalmente dio en el blanco: tener más pobres y desempleados para entretenerlos con unos cuantos pesos que les completan los ingresos que obtienen dentro de actividades  informales, y todos contentos. Nadie en sano juicio, por lo tanto, estaba dispuesto a perder esas migajas que les ofrece el Gobierno que, contrario a eso, debería impulsar la creación de empleos formales que permitan, por otra parte, ingresar más recursos al fisco vía el pago de impuestos. Como fuera, el triunfo de MoReNa es un mal augurio rumbo al 2024 cuando se renueve todo el Congreso de la Unión y la Presidencia.

QUIZA LO salvable de la elección del domingo es que el Presidente ya no tendrá mayoría calificada en la Cámara Baja, lo que será un freno para impedir que siga cometiendo toda clases de alteraciones a la Constitución que nos rige, aun cuando si obtendrá mayoría simple. MoReNa y sus aliados podrán contar con 265 a 292 legisladores, pero sin la mayoría calificada que hoy tiene, ya que la coalición Va por México, de los partidos Acción Nacional, Revolucionario Institucional, y de la Revolución Democrática tendrían entre 181 y 213 diputados Federales. Quizá el comodín será el Movimiento Ciudadano que tendrá una bancada que oscilará entre 20 y 27 legisladores, y lo mismo podría negociar, vendiendo caro su amor, tanto con MoReNa como con la oposición, dependiendo de sus intereses. Por lo pronto, las proyecciones perfilan la pérdida del registro de Redes Sociales Progresistas y Fuerza por México, además de Encuentro Solidario que una vez más podría desaparecer, pues su votación oscila entre 2.7 y 3 por ciento, por lo que sólo en su mejor escenario lograría preservar el registro e incrementaría en seis espacios las bancadas conjuntas de Juntos Hacemos Historia. Así las cosas…OPINA carjesus30@hotmail.com

Artículos similares

Columnas Veraces

Mole de Gente

AVALAR

Lo más leido

Ramón López Velarde, católico y poeta, en su centenario de su muerte

El presente año del 2021, se conmemoran dos centenarios en la vida del poeta jerezano, Ramón Modesto López Velarde Berumen Díaz Valdez Lozano Félix...

Ahora que se acerca el cambio de Rectoría, ¿cuál es el verdadero lugar de la UV entre las universidades de LATAM?

Ahora que se acerca el cambio de Rectoría, ¿cuál es el verdadero lugar de la UV entre las universidades de LATAM? La Universidad Veracruzana constantemente...

Premio al gobierno represor, torpe, corrupto y criminal

* Voto a Morena, entre el masoquismo y el repudio al PRIANRD  * Veracruz, hundido, saqueado, violento  * El gober ni a la Suprema Corte respeta  *...