Home » Columnas Veraces » Línea Caliente / Edgar Hernández / Los enanos del circo

Línea Caliente / Edgar Hernández / Los enanos del circo

¡Ni con rameadas se les quita lo pendejos!

A lo largo del año uno de los más importantes reclamos de los veracruzanos ha ido el sentido de que una vez que ganó Cuitláhuac García, urgente empezara a gobernar.

Que dispersara los recursos públicos de manera ágil y honesta, que se alejara de las corruptelas y el nepotismo y que transitara por la grandeza que de manera repetida entregan los veracruzanos a sus gobernantes.

No ha sido así.

Nada le sale. Todo se le complica. Nadie con sabiduría y prudencia le aconseja y sus colaboradores –quien sabe si 90 por ciento honestos y el 10 por ciento con experiencia- han resultado un lastre, una verdadera calamidad.

Hoy, a la vuelta de 12 eternos meses de yerros, hay quien opina en contrasensu que es necesario dar crédito a sus nobles esfuerzos, que no se pueden desdeñar los intentos del gobernante, que hay buena fe y que es muy buena persona pero que no tiene quien le ayude.

Concedamos que es cierto y que una bola de pendejos aduladores lo mantienen atrapado en un nicho de confort, en una bola de cristal.

Pero ¿Acaso no tiene dos dedos de sentido común para percatarse que la solución a la gobernabilidad está en las decenas, cientos, millares de veracruzanos con el ciento por ciento de experiencia, capacidad, talento y probidad que hay por racimos en Veracruz?

Veracruz es una tierra de talentos, de gente preparada en cualquier disciplina y altos reconocimientos nacionales e internacionales.

Eso de traer gente de otras entidades del país para intentar conformar un  cuadro de gobierno, el aceptar imposiciones del centro o entes de poder interesados sin mediar reclamo alguno, es deleznable.

Eso de permitir la participación de arrogantes impreparados en decisiones que afectan a más de ocho millones de veracruzanos, es intolerable.

Y eso de plagar las oficinas con holgazanes, ninis, chairos, amlovers, amigos, vecinos, compañeros de lucha y resentidos sociales, es verdaderamente inadmisible.

Basta hacer un recorrido por las 18 más importantes oficinas públicas de la administración pública estatal para percibir la parálisis burocrática, la arrogancia de la jerarquía subida en un ladrillo, el disfrute chairo de las oficinas de lujo, secretarias, asistentes, choferes y camionetas de lujo.

Ese es realmente el reflejo del vacío del poder.

Un poder ocupado por gente invisible que no construye, que no aporta, que lo que quiere no es servir a Veracruz, sino vengarse por haber sido  desposeídos hasta que la revolución de Morena les hizo justicia.

En Nicaragua, al triunfo de la Revolución Sandinista, los mandos medios y la insurgencia se sintieron con el derecho de escoger las residencias de los somocistas y la gente adinerada que más les gustaba, mismas que arrebataban y ante el más mínimo reclamo, metralla.

Eran los ganadores que reclamaban su botín.

Hoy, en Veracruz, se observa algo parecido pero con el aparato de poder. Los arrogantes ganadores arrebatan los espacios a sangre y fuego y no te atrevas a chistar porque te ponen patitas en la calle. No critiques y seas descubierto porque te fincan responsabilidades y con las nuevas leyes de extinción de dominio hasta te andan quitando tu casa y congelan tu cuenta de ahorros.

Es el terrorismo total de los ganadores.

Por ello hacen lo que les viene en gana. Por ello es que el “Bola Ocho”  actúa más como gorila que como responsable de la seguridad y paz social de Veracruz. Por ello el titular de Seguridad Pública, a pesar de los números en contra y la escalda criminal contra las mujeres veracruzanas, sostiene que estamos a toda madre. Por ello las cucarachas en las leches del DIF.

Y por ello es que el Secretario de Salud, un Zulú de piel blanca creyente del Vudú, la magia negra, la rameada con todo y huevo, la gallina negra y el incienso para alejar los malos espíritus y gente negativa, hace lo que hace ante la máxima representación veracruzana.

Lo del Secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, es el mejor ejemplo del nivel del gobierno, de su grado de preparación, de sus creencias y fanatismos, de por dónde, según él, está el camino de la sanación.

Alor, cuentan sus cercanos y colaboradores que lo acompañan, que de siempre ha sido adicto al Vudú y derivados: la Regla de Ocha o Santería, el Candomblé, la  Macúmba, la Umbanda, el Tambor de Mina y Quimbanda.

Las limpias y rameadas, sin embargo, son sus favoritas.

Acaso por ello no tuvo el menor empacho que previo a su comparecencia ante el Congreso del estado para revisar un año de gestión, se llevara a su brujo mayor para que lo librara de todo mal… con auxilio de un huevo, copal e incienso.

Para el señor secretario, quien considera que el Dengue es solo un circo creado para escandalizar una endemia que a la vuelta de cuatro meses ha provocado más  de 27 muertes, la magia negra es la solución debido a la atribuida capacidad de los “bokor” para resucitar a los muertos y hacerlos trabajar en su provecho.

Por ello es tan fiel creyente.

Y es que si puede lograr que los muertos resuciten y se pongan a trabajar le resuelve dos problemas al jefe: acabar con la burocracia ociosa y que los chairos ya no tengan el pendiente de a ver quiénes les sacan la chamba ya que para eso estarían los muertos.

Es más, cuentan los enterados que para su próxima comparecencia va a llevar muñecos, esos pequeños fetiches (que pretenden ser representaciones de personas o situaciones) con forma humanoide fabricados con diversos materiales, los cuales se cree que están vinculados al espíritu de una determinada persona.

Ello con el fin de acabar con los priistas, panistas y molestos periodistas chayoteros.

Todo eso me lo dijeron en exclusiva las gentes de Alor, quien no se va, no se va y ¡no se va!.. porque así ya lo ordenó Cuitláhuac.

¡Dios nos agarre confesados!

Tiempo al tiempo.

 

*Premio Nacional de Periodismo

More 27 posts in Columnas Veraces
Recommended for you
Rúbrica/Por Aurelio Contreras Moreno/ El pésimo negocio de los Tiburones

La desafiliación del Club Tiburones Rojos del Veracruz que este jueves determinó la Federación Mexicana...