Lozoya sería “la tumba” de Peña Nieto

*Morena necesita ganar elección de 2021

*Extitular de PeMex empinará a peñistas

 

EL PRÓXIMO jueves, a más tardar el viernes, Emilio Lozoya Austin estará en territorio nacional tras haber permanecido prófugo de la justicia mexicana desde Mayo de 2019. Llega en un momento clave para el país: en el pre inicio del proceso electoral de 2021, el más importante para el presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que será cuando se renueve la Cámara Baja con la que cerrará su periodo, y en ese tenor requiere de todo el apoyo del Congreso para garantizar el triunfo del sucesor en el 2024, si es que no decide reelegirse. Y anote usted: el ex Director de Petróleos Mexicanos será “exprimido” a cambio de beneficios, en torno a la información que posee en materia de corrupción dispensada en el sexenio de Enrique Peña Nieto que, se quiera o no aceptar, podría servir de chivo expiatorio para que el Movimiento de Regeneración Nacional gane los comicios venideros, sobre todo porque es un clamor popular que se lleve a prisión al ex mandatario y con ello se abra una etapa como la que han vivido naciones que han juzgado y encarcelado a ex presidentes por polución, como ocurrió en Brasil, Ecuador, Perú y Guatemala, por solo citar algunos. Si el pueblo quiere sangre, sangre hay que darle, y Lozoya Austin será el brazo ejecutor de sus ex compañeros de gabinete, incluido Peña Nieto, cuya cabeza pendería de un hilo, tras las declaraciones del extraditado que serán claves para colocarlo en el banquillo de los acusados, salvo que realmente haya un acuerdo con el actual Presidente Andrés Manuel López Obrador que pese a todo, soslaya tocar a su antecesor aunque deja en claro que serán los gobernados quienes decidan.

 

PORQUE EMILIO Lozoya, según lo insinúa el presidente Andrés Manuel López Obrador, no será extraditado a México como un reo común. El ex director de Petróleos Mexicanos “va a estar protegido, ya que acordó informar si hubo sobornos, así como el paradero del dinero”, en pocas palabras, será una especie de testigo protegido que será traído para empinar a sus ex colegas de gabinete en vísperas del proceso electoral del 2021 que el Movimiento de Regeneración Nacional teme perder o al menos reducir su mayoría. Y es que en su conferencia mañanera, AMLO reiteró una y otra vez que el ex funcionario peñista va a estar protegido y viene con el acuerdo de informar sobre todo lo sucedido en relación con los casos que le tocó atender, y por los que se le acusa; “va a informar si hubo estos sobornos, quién entregó el dinero, para qué se usó, si se lo quedó él o lo entregó a otras personas”, lo que pondría, seguramente, en la mira de la justicia al ex presidente Enrique Peña Nieto, pues al insistir que el proceso busca que se conozca la verdad y que haya justicia ya que uno de los objetivos es la posibilidad de recuperar los 200 millones de dólares que se estima fue el sobreprecio con que Pemex compró una planta de fertilizantes, lo cual motivó la detención de Lozoya, lo cierto es que este último ya habría pedido, a través de sus abogados, que se llamara a declarar al ex mandatario, argumentando que todo lo actuado lo había hecho con el consenso de quien mandaba por esos tiempos, y del Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, el brazo derecho del ex Jefe de las Instituciones Federales.

 

SABE EL Movimiento de Regeneración que las cosas no le pintan bien en el 2021, sobre todo tras la política errática del presidente Andrés Manuel López Obrador de dejar al garete al sector privado que es quien genera empleos formales en el país. Y ha sido tan grave la tacañería de AMLO –que ahora pugna porque los burócratas se compren sus propias computadoras para laborar en oficinas públicas o se las presten entre ellos-, que de acuerdo a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, México solo destinó 1.1 por ciento de su producto interno bruto (PIB) a medidas para contener el efecto económico generado por la crisis sanitaria, proporción inferior incluso a la de Costa Rica, Uruguay, República Dominicana y Haití que son naciones mucho más pobres, y que se preocupan porque las fuentes ocupacionales no se pierdan por quiebras o falta de inversión de empresarios, comerciantes o prestadores de servicio. Vamos, en toda América Latina y el Caribe el promedio de los apoyos fiscales equivale a 3.2 por ciento de la actividad económica de la región, y solo El Salvador ha gastado 11.1 por ciento de su PIB para dicho propósito, paquetes que contemplan medidas de gasto público, alivio tributario y apoyo de liquidez respaldado por los gobiernos de la región, algo que no sucede en México.

 

PARA VARIAR, México no ha logrado contener a la delincuencia que ahora reta al Estado y atenta contra sus funcionarios, en tanto el Presidente sigue convocando al amor y paz, pero el pueblo bueno afectado por la inseguridad ya no cree en ese método, sobre todo cuando le matan a un hijo, hija, padre, madre o cualquier otro familiar, o cuando elementos de la Guardia Nacional, el Ejército o la Marina incurren en abusos por ser pobres. No ha habido solución favorable al CoVid19 por más que el titular del Ejecutivo Federal se engañe a diario de que la pandemia ya está domada, como tampoco ha habido medidas de contención para el dengue y Sida. AMLO está empecinado en ahorrar al precio que sea, porque el dinero ya no le alcanza para seguirlo regalando a través de programas sociales clientelares, y por ello se trae a Emilio Lozoya: para que entregue parte del dinero robado, y para que empine a otros exfuncionarios y hagan lo propio si no quieren ir a prisión. Y es que al Presidente no le interesa tanto encarcelar a ex servidores públicos corruptos, sino que entreguen el monto de lo timado.

 

LOZOYA AUSTIN podría llegar el jueves por la noche o en el transcurso del viernes a México, y una vez pisando tierras aztecas que se cuiden los peñistas, incluido el ex Presidente, porque la “charola” será pareja: o devuelven parte de lo robado o correrán la misma suerte que el ex Director de Petróleos Mexicanos, además de que “hacer justicia” será un buen pretexto para demostrar que se combate la corrupción y, por tanto, un aliciente a las ansias de sangre del pueblo bueno que como en la carpa romana se conforma con pan y circo, y eso es precisamente lo que les dará el Presidente siempre y cuando le garanticen que la Cuarta Transformación seguirá acaparando el Congreso de la Unión en 2021, y le refrenden el voto a los candidatos del Movimiento de Regeneración Nacional donde habrá elección de legisladores Federales, locales, alcaldes y gobernadores.

 

POR LO pronto la justicia española ya dio su autorización para la  extradición inmediata del ex Director General de Petróleos Mexicanos, por lo que sin previa autorización del Consejo de Ministros del gobierno español –como debería ser- en virtud de que el inculpado decidió volver a México de forma voluntaria, el jueves estaría abordando un avión comercial con destino a territorio mexicano y de ahí pal real, que Dios agarre confesados a los peñistas. Al tiempo. OPINA [email protected]

 

Artículos similares

Columnas Veraces

Lo más leido

Marcelo Montiel: negociando impunidad

* Candidato del PVEM sólo si le extinguen las denuncias  * Sus ligas con Yunes Linares  * Diputados yunistas, nuevo trapeador de Morena  * Ricardo Morales pide...

La flor más bella de Jaltipan resultó secuestradora.

Hasta hace unos meses, Fátima N era una de las chicas más bellas y populares en la cabecera de Jáltipan. A más de uno...

La lista de periodistas muertos por COVID-19

Después de los profesionales de la salud y las autoridades; los reporteros están en la primera línea de batalla La mayoría de los...