Home » Columnas Veraces » Política Ficción Por: Jorge Marín Barragán/ Calumnia

Política Ficción Por: Jorge Marín Barragán/ Calumnia

Hace 21 años comenzó a escribirse una de las historias más retorcidas de abuso de poder en contra de un mexicano ejemplar. En contrasentido del clamor popular que siempre ha considerado a Dante Delgado como un gran gobernador, por el legado de infraestructura que logró edificar durante su administración, que hasta el día de hoy es orgullo de Veracruz y a quien le guardan un especial afecto los ciudadanos, el entonces presidente Ernesto Zedillo, molesto por haber sido exhibida su incapacidad y falta de patriotismo, ordenó detenerlo y sujetarlo a un proceso injusto.

La demora con que actuaron las autoridades estatales, cuatro años después de concluida su administración para presuntamente encontrar irregularidades, hace evidente que las pruebas fueron fabricadas y la aprobación de las cuentas públicas de su cuatrienio en el congreso local así lo acreditan.

Previo a ser liberado, el ex gobernador iba demostrando su inocencia al obtener de parte de las autoridades diversos amparos, contra las acusaciones que la procuraduría estatal  le hacía sobre la presunción de la existencia de los delitos de peculado, abuso de autoridad e incumplimiento de un deber legal. Sobre otros supuestos que se pretendían hacer efectivos de último momento de parte de las autoridades locales, los magistrados evidenciaron lo perverso del asunto, al atajar sus intenciones cuando otorgaron un amparo definitivo a esas acciones bajo la figura de la prescripción, dada la naturaleza dolosa y a destiempo con la que actuaron.

El ex gobernador salió libre después de 15 meses de haber estado secuestrado (privado de la libertad de forma ilícita), ya en libertad continuó combatiendo los efectos de la vileza a la que fue sujeto, la Comisión Nacional de Derechos Humanos concluiría que quedaba plenamente acreditada la violación a los derechos humanos de Dante Delgado, ese resolutivo coincidía con las recomendaciones emitidas por organismos internacionales que conocieron del caso, y dieron fe de las serias irregularidades en que habían incurrido las autoridades.

Jurídicamente estas aberrantes acciones concluyeron cuando el 11 de noviembre de 2016, el Tribunal de Justicia Administrativa declaró firme la sentencia que el 15 de junio del mismo año, había emitido el Pleno Jurisdiccional de la Sala Superior del mismo Tribunal Federal, donde se acreditaba responsabilidad de la autoridad respecto al daño moral causado al ex gobernador, ordenando su indemnización. De esta manera en lo más alto de los tribunales de justicia de nuestro país, quedaría constancia de un hecho histórico, Dante Alfonso Delgado Rannauro es el único ex funcionario público que gana una demanda de responsabilidad Patrimonial contra la Secretaria de la Función Pública. Como causa de los hechos calumniosos contenidos en el juicio promovido en su contra por las autoridades en 1996 y ordenado por Ernesto Zedillo.

La calumnia es uno de los actos más infames que se cometen en contra de una persona, tan grave resulta que en el terreno de la religión es una acción imperdonable por el daño irreparable que causan, el papa Francisco, líder de la religión católica, la define como una expresión directa de Satanás y a los chismes, otra derivación de las calumnias los define como un acto de terrorismo.

Aunque en términos de ley haya quedado zanjado este asunto y los detalles demuestren que fue una persecución política, los efectos nocivos persisten y agravian no solo al personaje político sino a toda su familia, quienes también han padecido la inescrupulosa critica. Es despreciable el sujeto que propicia hechos semejantes, por supuesto, pero quienes replican con maledicencia tales afrentas, sabiendo que los motivos son ajenos a la justicia y los hechos imputados no son verdaderos, pero que además, conocen el contenido de los resolutivos de organismos de derechos humanos y el veredicto de las autoridades que dejan en claro la inocencia de la persona agraviada, su conducta puede ser aún más reprobable y se maldice así mismo.

 

JORGE MARIN BARRAGÁN        Orizaba, Ver. A 19 de diciembre de 2017.

 

More 30 posts in Columnas Veraces
Recommended for you
POR SI ACASO/CARLOS JESÚS RODRÍGUEZ/ Entre política y reciclar basura

*Ex duartistas ahora “panistas” *Sociedad no quiere el “borrón”   LA POLITICA, tan desahuciada por...