Por tacañería AMLO cesó a 10 mil médicos

*Ahora buscan recontratarlos “urgentemente”

*Van por Fideicomisos y recortes a Entidades

 

EN MARZO del año pasado, como parte de la paranoica  Austeridad Republicana que pugna por atesorar recursos a costa de restringir lo urgente y necesario (aunque lo superfluo siga adelante como el Tren Maya), el Gobierno Federal ordenó, entre otras acciones, el recorte del 30 por ciento del personal médico de la Secretaría de Salud Federal, medida con la que de acuerdo al Presidente Andrés Manuel López Obrador se lograría el ahorro de 680 millones de pesos. Para justificar la propuesta amlista, SSA dijo que al aplicar los despidos se eliminaban “excesos”, lo que dejaba en claro que para el actual gobierno la salud de los mexicanos no tenía la menor importancia, pues si algo hace falta en México son médicos y personal de enfermería, ya que tomando en cuenta que somos un país de casi 120 millones de personas, frente al promedio de la OCDE, de 3.2 médicos y 8.8 enfermeras por cada 1 mil habitantes, el Estado mexicano se encuentra muy por debajo de dichos estándares, pues de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud se necesita, mínimo, un médico por cada 333 personas, mientras en el País existen 343 mil 700 médicos en todo el territorio, es decir, que cada uno atendería a 348 pacientes.  El parte de la Secretaría de Salud establecía hace un año: “por disposición del doctor (Jorge) Alcocer Varela se adoptaron acciones inmediatas que permitieron alcanzar un ahorro económico respecto a 2018, de hasta el 46 por ciento en reducción de estructura y un recorte mínimo de 30 por ciento del personal. Se calcula que la reducción del costo de la estructura pasará de 308.7 millones de pesos en 2018 a casi 257 millones de pesos en 2019, es decir, un ahorro total de más de 51.5 millones de pesos”. Y agrega el comunicado: “es importante señalar que se ahorraron más de siete millones de pesos en servicios de vehículos, combustible, fumigación (ojo, sí, fumigación ahora tan necesaria y urgente), vigilancia, arrendamiento, monitoreo de medios y el Centro de Contacto de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud”, y en el caso de los medicamentos con patente vigente, refirió el comunicado, el ahorro más importante es con la compra consolidada de medicamentos que “representará un ahorro a la dependencia de 608.6 millones de pesos, de los cuales 256.9 millones corresponden al ahorro en la compra de dos vacunas contra el sarampión que se adquirirán a través de la Organización Panamericana de la Salud (y, paradójicamente, la otra epidemia en la capital del País es de Sarampión debido a que las afamadas vacunas no se compraron, porque es mejor regalar el dinero que garantice votos que prever la salud de millones de mexicanos)”.

 

ALCOCER, SIN embargo, se lavó las manos y argumentó que el despido de médicos y personal de salud “se trata de una orden el Presidente, basada en la política de austeridad del nuevo gobierno” pero ahora, ante la contingencia del Coronavirus que se expande a pasos agigantados, lanzan desesperadamente una convocatoria para contratar expertos en medicina, con lo que pretenden cubrir un déficit de más de 6 mil médicos y más de 12 mil enfermeras –en lo inmediato- para atender la emergencia sanitaria por el COVID-19, cuando estos mismos fueron echados del sector porque representaban una carga que afectaba a los programas sociales del Presidente en turno. Ahora, el Gobierno Federal ofrece “seguridad social para toda la familia del contratado y un salario competitivo”, y uno se pregunta: ¿Qué acaso no se pudo evitar todo esto si el Presidente López Obrador antepusiera la salud de los mexicanos a su afán de recortar programas prioritarios como son los de la salud, en aras de seguir regalando dinero, y asegurar de esa manera triunfos en 2021 y 2024?.

 

AMLO, QUE dio la orden de cesar a más de 10 mil médicos insertos en el sector oficial, ahora sale a la palestra a anunciar que a los médicos que se inscriban en la convocatoria para la atención del nuevo coronavirus se les pagará por anticipado al menos un mes y en su caso viáticos (ahora si es urgente, antes estorbaban a sus proyectos), por lo que a partir de este lunes se va a empezar a recibir a los médicos para que se inscriban y ahí mismo se les va a contratar y se les hará el pago inicial. Esto para que se tenga lo más pronto posible al personal especializado capacitado (pero si ya lo tenía señor Presidente y usted los mandó a volar porque resultaban gravosos al presupuesto que destina, prioritariamente a programas clientelares electorales). “Se ha decidido pagarles por anticipado, por lo menos un mes y viáticos, por anticipado. Si viven en los Estados y quieren participar, a partir del lunes ya se les va a recibir con sus papeles. Como ya muchos se han inscrito, ya se tienen los antecedentes y ahí mismo se les va a contratar y ahí mismo se les va a entregar su pago inicial” (¿así de rapidín? Guau no cabe duda que nadie aprende en pellejo ajeno, y AMLO está demostrando al recontratar médicos que se equivocó al despedirlos en Marzo del año pasado, aunque eso jamás lo aceptará).

 

LO GRAVE es que el Gobierno Federal –contra lo que afirma el Presidente- no tiene dinero suficiente, y acaso por ello desaparecerá de un plumazo los Fideicomisos Públicos absorbiendo los 740 mil 572.7 millones de pesos que manejan, aun cuando la mayoría son de beneficio colectivo, sobre todo los enfocados a desastres, educación, salud y seguridad, y la prueba más contundente de que AMLO ya no tiene dinero para atender la Pandemia y seguir regalando recursos mediante sus programas sociales, es el  plan presupuestal informado esta semana al Congreso, que prevé un recorte al gasto neto de 37 mil 743.2 millones de pesos para este año, “derivado de los esfuerzos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para generar ahorros y aumentar la eficiencia en la recaudación”.

 

Y VEA usted: el documento entregado por la SHCP a la Cámara de Diputados el miércoles, conocido como Precriterios de Política Económica, anticipa ¡una reducción de 76 mil millones de pesos a las participaciones federales a los Estados!, como consecuencia de la caída en el precio del petróleo –que reduce los ingresos públicos– y la menor actividad por la epidemia del Covid-19, y reconoce –y acaso por ello se insiste en la renuncia del titular de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez- que el aumento en el déficit fiscal y en los requerimientos de financiamiento empujarán la deuda total del sector público a un nivel equivalente a 50 por ciento del PIB en los próximos años, siendo actualmente de 46 por ciento. En fin, si en lugar de despedir médicos a discreción como se hizo en los primeros 100 días de este gobierno se hubiera dado prioridad a la salud, tal vez México no estaría en la desesperación que hoy enfrenta, y que el Presidente pretende disfrazar a toda costa argumentando que estamos bien y felices. Así de simple…OPINA [email protected]

Artículos similares

Columnas Veraces

Lo más leido

Lo que queda es rezar a ver si ocurre un milagro

Bien diferente a febrero cuando decía que había que abrazarse y besarse, que el coronavirus ni siquiera era equivalente a la influenza. Bien diferente...

Xalapa-Coatepec, urge evitar más accidentes

¿Alguien llevará la cuenta de cuántos accidentes han ocurrido en la carretera corta Xalapa-Coatepec desde que se reconstruyó en la pasada administración estatal? Son...

AMLO pide no comer cosas caras, sino volver al arroz, maíz y frijol. En un país con 47.8% de pobres, hasta el arroz, maíz...

AMLO pide no comer cosas caras, sino volver al arroz, maíz y frijol. En un país con 47.8% de pobres, hasta el arroz, maíz...