¡Qué bonito toca la jarana el gobernador! Mientras tanto, Lerdo de Tejada amaneció inundado. En otros tiempos, alguien tocaba la lira mientras se incendiaba Roma

¡Qué bonito toca la jarana el gobernador! Mientras tanto, Lerdo de Tejada amaneció inundado. En otros tiempos, alguien tocaba la lira mientras se incendiaba Roma

Los reportes indican que desde el vienes y toda la madrugada del sábado llovió muy fuerte en la zona del sur de Veracruz. La ciudad de Lerdo de Tejada amaneció anegada, algunas personas tuvieron que desalojar sus hogares porque la inundación se metió hasta sus cuartos interiores. Muchas personas dicen que nunca habían vivido una inundación como la del sábado por la madrugada. El reporte indica que las parte más afectadas son la Avenidas Veracruz y Tabasco; colonias José M. Martínez, Lázaro Cárdenas, entre otras más afectadas con el agua rebasando los 5 cm en las casas. Las autoridades municipales se encuentran evacuando a los habitantes para llevarlos a un albergue a bordo de lancha. Mientras los elementos de Protección Civil municipal ayudaban a los ciudadanos a desalojar sus casas, el gobernador muy contento tocaba la jarana, subido en “El Cuenqueño”, esa lanchota que nos quieren vender como trasatlántico. Ahí estaba el gobernador, cantando y tocando la jarana, acompañado de su fiel escudero Bola 8, de la fiscal espuria Verónica Hernández Giadáns y de Eleazar Guerrero, el primo “cómodo” del gobernador. Navegaba el gobernador sobre el río Papaloapan tocando la jarana, mientras sus gobernados sufrían la tragedia de la inundación. En otros tiempos, otro gobernante estulto tocaba la lira mientras se incendiaba Roma.

Rodolfo “Chico Julio” Mendoza, sigue “en el agua”; fue requerido por la FGE para que responda por el delito de retención de menores

Hace unos días recibimos la llamada de un amigo que nos decía que había estado recibiendo amenazas por parte de Rodolfo Mendoza Rosendo, alias “Chico Julio”, exdirector del Instituto Veracruzano de la Cultura. En 2014 Rodolfo había sido sorprendido en una de sus habituales visitas al bar “Chico Julio”, ubicado en la calle de Victoria en la ciudad de Xalapa; por cierto, en ese momento, las 10 de la mañana, el director del IVEC debía estar despachando en sus oficinas en Veracruz. Pues Mendoza Rosendo culpa a este amigo por haber avisado al periodista Armando Ortiz de que ahí se encontraba; por lo que lo hace responsable de las fotos que se le tomaron. Coincide que esta mañana de domingo, la periodista Claudia Guerrero, la “reina de las exclusivas”, nos dio un adelanto de su columna en la que nos enteramos que Rodolfo “Chico Julio” Mendoza, fue requerido por la Fiscalía Sexta Especializada en Investigaciones de Delitos de Violencia contra la Familia, Mujeres, Niñas y Niños y de Trata de Personas, dependiente de la FGE. A Rodolfo Mendoza se le requiere para que responda por el delito de retención de menores en agravio de quien deber ser, la hija que tuvo con su exesposa. Señala la incisiva periodista Claudia Guerrero: “Rodolfo Mendoza toma diariamente antidepresivos. Ha estado internado dos veces en el Centro de Recuperación Ave Fénix, en Casa Nueva Xalapa, dos veces en Centro de Rehabilitación Cúspide, más de tres veces en la Clínica San Francisco de Asís por desintoxicación y atención psiquiátrica en la Ciudad de México. Todo esto con documentos comprobables, integrados en el expediente, así como ejercer violencia psicológica y emocional”. Por supuesto, después de sorprenderlo en el bar siguiendo la borrachera en la mañana, no nos sorprende que desde 2014, año en que lo sorprendimos, hasta 2021 que lo están demandando, él siga “en el agua”.

Emilio Lozoya, criminal confeso y testigo VIP de la 4T, puede ir a donde se le pegue la gana, con tal que no abandone la CDMX

Una gran polémica la que se originó tras la publicación de las fotos de Emilio Lozoya cenando en un restaurante de lujo en la Ciudad de México. Lourdes Mendoza, quien tiene demandado a Lozoya por daño moral, pues el exsecretario de PEMEX aseguró que Luis Videgaray le había regalado a Lourdes Mendoza un costoso bolso de Chanel par congratularse con ella. Emilio Lozoya Austin está vinculado a proceso por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho, en calidad de autor material y cometido con dolo dentro del caso Odebrecht, así como por lavado de dinero en la causa penal de Agronitrogenados. Emilio Lozoya Austin es un criminal confeso. Pero como se puso a las órdenes de la FGR, la Fiscalía de la 4T le otorgó el beneficio de criterio de oportunidad. Es por ello que Emilio Lozoya puede ir a donde se le pegue su regalada gana; siempre que no salga de la CDMX. Señala la revista Proceso sobre el caso: “Las únicas medidas cautelares que enfrenta desde el 28 y 29 de julio son la portación de un brazalete electrónico, la obligación de “firmar” cada 15 días –aunque por la pandemia puede hacerlo vía correo electrónico– y la imposibilidad de abandonar la Ciudad de México mientras continúe sometido a proceso penal”. Ya lo dijimos, Emilio Lozoya, exdirector de PEMEX en el gobierno de López Obrador, es un testigo VIP.

Armando Ortiz                        Twitter: @aortiz52                             @lbajopalabra

Artículos similares

Columnas Veraces

Lo más leido

La indolencia de la 4T. Muere hombre en los bajos de Palacio de Gobierno; medios oficiales lo llaman indigente, como si eso los justificara

La indolencia de la 4T. Muere hombre en los bajos de Palacio de Gobierno; medios oficiales lo llaman indigente, como si eso los justificara Seguramente...

La foto de la infamia

En la capital de un estado cuyo gobernador se regodeó ayer ante el mismísimo poderoso embajador de Estados Unidos, el canciller mexicano, la secretaria...

Presidente de la mesa directiva de la LXV legislatura federal: Sergio Gutiérrez Luna

El pasado sábado 16 de octubre, en el tradicional restaurante Los arcos de Belén del pueblo mágico de Coatepec Veracruz, fui invitado por un...