Rocío Nahle, reclutando a los de mala calaña

’25/02/2024’
’25/02/2024’
’25/02/2024’

* El pederasta Celestino Rivera  * “Lauro Mentiras” y los sobornos de Los Zetas  * “El Pastas”, policía procesado por delincuencia  * Dante usó a Samuel y se acomodó con Morena  * El priismo cree que el pueblo olvidó el saqueo de Duarte  * Agua Dulce: el alcalde equipara a AMLO con los próceres de la nación  * Gabriel Rivera contra Zarco

MUSSIO CÁRDENAS

Publicada en mussiocardenas.com

13 de diciembre de 2023

A ciegas va Rocío Nahle tratando de reclutar adeptos. Y cacha de todo. A su mesa va un pederasta, en las fotos aparecen un policía procesado por delincuencia y un abogado acusado de tener vínculos con Los Zetas. Va bien.

Desconectada de Veracruz, de la realidad, del quién es quién, la zacatecana se solaza en el tropel de la campaña. Le ponen a quien le quieren poner. Le acercan a cualquier rufián. Le piden la selfie y dice que sí. Le untan al peor de los delincuentes y ni cuenta se da.

Celestino Rivera Hernández, el célebre pederasta que llegara a ser un santón del Partido de la Revolución Democrática, alcalde de Tempoal y hasta diputado local, hoy es un santón en Morena. Y pregona que quiere ser diputado federal por Pánuco. Y ya trae en sus haberes la fotografía, en reunión de cuates, con Rocío Nahle García.

Lauro Ramos Olmos, el segundo personaje, ex fiscal de Córdoba, aparece en la foto de los empresarios de Córdoba que dicen ir a todas, que se acoderan con Morena como antes lo hicieron con el PAN y con el PRI y con los partidos satélites porque a todos les han de arrancar algo de los millones que dispensa el poder.

“Lauro Mentiras”, apelativo al que responde, fue señalado por uno de los tres jefes zetas procesados, Christopher Fuentes Letelier, alias “El Chuletón”, cuyas declaraciones reveló la revista Proceso en 2012. “Lauro Mentiras” recibía sobornos —dice el reportaje— y Los Zetas hacían de Córdoba un paraíso de impunidad.

Héctor Riveros Hernández, alias “El Pastas”, el tercer personaje, el más discreto, se halla en segunda fila, a un metro de Rocío Nahle, en el evento de Banderilla. Ella, la zacatecana, dispensando sonrisas, estrechando la mano, recibiendo aplausos, degustando lisonja. Qué bonita es la irrealidad.

“El Pastas” la mira con esa seriedad que asusta. Riveros Hernández es director de la Policía Auxiliar (IPAX), donde hay feudos y cotos de poder, negocios y un ambiente de terror.

Este nuevo fan de Rocío Nahle dirigió la Policía Municipal de Coatepec, cercano a Xalapa, la capital de Veracruz. Acusado de vínculos con la delincuencia, “El Pastas” y toda la corporación fue intervenida por la justicia federal. Tuvo por casa un penal donde pernoctó y vio salir el sol y volvió a pernoctar hasta que regresó a la libertad.

Hoy, los tres, el pederasta, el fiscal beneficiario de Los Zetas y el policía criminal, tienen la dicha de militar en la comparsa de la favorita del Peje, la ex secretaria de Energía que se chutó 22 mil millones de dólares en una refinería, la Olmeca, que no refina, la que construyó y dejó a medias en Dos Bocas, Tabasco, y que 17 meses después del montaje de inauguración sólo procesa nafta. De la gasolina, nada.

A Nahle le falta barrio. Nada sabe de Veracruz. Nada conoce de sus granujas. Nada sabe del bien y del mal. O es reacia al bien y tiende al mal.

Nahle, diría Pepe Yunes, no tiene arraigo. No tiene la radiografía de los parias que agravian al pueblo y ensalzan al que tiene poder.

Nahle, parafraseando a Pepe Yunes, el cuasi candidato del frente opositor, sólo conoce uno de los 212 municipios que conforman Veracruz.

Primera foto: el pederasta

Llegó a Pánuco. La aclamaron los ilusos. La llenaron de loas. Y Nahle, que se siente el megaombligo del mundo, sentía cómo la cabeza se le llenaba de humo.

Fue un click. Ahí, en Pánuco, emergió el primer indeseable.

Rocío Nahle al centro, Celestino Rivera a un costado. Ella toda sonrisa, como siempre. Celestino junto a su hijo Néstor Rodolfo, alcalde de Tempoal, municipio al norte de Veracruz. Y en un instante la foto de la morenista y el morenista hizo explosión.

Y la terca memoria vuelve operar.

Una noche —mayo de 2011—, cuando Celestino Rivera ya no era diputado local del PRD, se llevó la de ocho columnas. Lo hallaron ultrajando a un menor de edad en un hotel de paso, en Tantoyuca.

Encuerado, intentando sobornar a los policías que lo treparon en la patrulla, fue exhibido, denostado, mostrando su lado criminal. Ofrecía 250 mil pesos y una camioneta Chrysler tipo Dakota, pero ni así la pudo librar.

Enfermo sexual, Celestino Rivera tenía esa debilidad. Su víctima contaba con 12 años y sabíase que no fue la primera, ni remotamente la última.

Antes, en 2009, enfrentó otra denuncia por violar a una menor indígena en Tempoal. Enfrentó un juicio de desafuero que no concluyó pues hubo acuerdo extrajudicial con la parte agraviada. Se le contaron por lo menos cinco víctimas.

Nada quiso saber de él en el PRD, después. Y por años se perdió, primero en la cárcel y luego en la oscuridad.

Volvió a los reflectores cuando su hijo, Néstor Rodolfo Rivera Pérez, bajo las siglas del Partido Encuentro Social, ganó la alcaldía de Tempoal, en 2021, y él comenzó a ser el poder tras el trono. Y ha irritado a todos al pregonar que Morena lo invita a contender por la diputación federal en el distrito de Pánuco porque “en su trayectoria política ha respaldado al movimiento lopezobradorista incluso desde antes de la primera elección de nuestro hoy presidente de México, allá en los primeros años del 2000”.

La dama y el pederasta. Episodio para Netflix.

Segunda foto: el de los sobornos de Los Zetas

Córdoba tiene lo suyo. La Ciudad de los 30 Caballeros. El feudo zeta. Empresarios guinda en cónclave con Rocío Nahle. Y ahí una figura singular.

Tres lugares separan a “Lauro Mentiras” de la ex secretaria Nahle. Dos damas entre ellos y una amplia mesa en que se ubican los iluminados de Córdoba que acuden al llamado de la zacatecana que intenta ILEGALMENTE gobernar Veracruz.

Lauro Ramos Olmos es señalado en una averiguación instruida a tres zetas de recibir sobornos. El testimonio es de Christopher Fuentes Letelier, alias “El Chuletón”, cuya declaración implica a dos decenas de agentes del ministerio público, subprocuradores, jefes policíacos y abogados en una red de protección criminal, consignada en un reportaje bajo la firma de Jorge Carrasco Araizaga, hoy director de proceso.

De Lauro Ramos, a quien ubica como cercano al entonces subprocurador y luego magistrado del Poder Judicial de Veracruz, Marco Antonio Lezama Moo, “El Chuletón” dijo:

“Le pagamos la cantidad de 20 mil pesos mensuales. Se encargaba de entregarnos los oficios para liberar los vehículos asegurados y dejar en libertad a miembros de la organización que fueran detenidos. También nos decía si aseguraban algún vehículo de nosotros o a algún compañero. Además, los ayudaba cuando tenían que declarar en su oficina o ante cualquier autoridad que los detuviera para que no delatara al grupo delincuencial y se pudieran defender mejor. Ahora está como Ministerio Público en Xalapa, a donde lo mandó Lezama Moo”.

Tercera foto: Rocío Nahle y “El Pastas”.

La zacatecana sonríe. La zacatecana saluda. Y Héctor Riveros Hernández, alias “El Pastas”, comisionado del IPAX, observa.

Es el policía favorito de Eleazar Guerrero Pérez, el rey de los trastupijes de Sefiplan, primo del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, al que no le inquietó que “El Pastas” fuera aprehendido cuando era director de la Policía Municipal de Coatepec y que pasara una temporada en un penal federal.

Hoy transita hacia el nuevo gobierno. Se acerca a Nahle. O lo envían a seguirle los pasos. Es la sombra de la virtual candidata de Morena al gobierno de Veracruz.

Y así, a ciegas, va Rocío Nahle reclutando adeptos… aunque sean de mala calaña.

ARCHIVO MUERTO

Dante al desnudo. Fraguó la debacle de Samuel García; lo vio regresar al gobierno del Nuevo Novelón, culpó al PRIAN, rompió con el Bloque de Contención y se acomoda con Morena https://bit.ly/3R8dcCo

Sólo los priistas creen que el pueblo olvidó el saqueo de Javier Duarte y el régimen sangriento. Más que Rocío Nahle, el enemigo del PRI es el voto de castigo, el repudio bien ganado por la historia de corrupción y complicidad https://bit.ly/48c5fD8

Alcalde de Agua Dulce servil; coloca busto de López Obrador junto al de los próceres de la nación. Y aún trae atorado lo del accidente en el que su hijo dejó parapléjico a un trabajador petrolero https://bit.ly/3TjOkKU

* Gabriel Rivera contra Moisés Zarco; líder de constructores frente a un obradorista disfrazado https://bit.ly/3TqiiwV

mussioc4@gmail.com

www.mussiocardenas.com

https://bit.ly/3t7zUmx

Artículos similares

’25/02/2024’

Columnas Veraces

Lo más leido

Verified by MonsterInsights