Rocío Nahle se está ganando su candidatura al gobierno de Veracruz, mintiendo; No hay razón para mentir, le dice el CCE

Rocío Nahle se está ganando su candidatura al gobierno de Veracruz, mintiendo; No hay razón para mentir, le dice el CCE

Rocío Nahle denunció la mañana de este lunes que empresas como Bimbo, Femsa, Cemex, Kimberly-Clark y Walmart, incurrieron en fraude fiscal al simular ser sociedades de autoabasto en generación de electricidad. También señaló que hay 239 centrales de autoabasto de energía eléctrica registradas, pero tienen más de 77 mil clientes. Este mercado “es ilegal” porque no cuentan con permiso de suministro básico. Los empresarios ya le dieron contestación a Rocío Nahle, secretaria de Energía. A través de un comunicado del Consejo Coordinador Empresarial puntualizaron: “Todas las inversiones en el sector eléctrico mexicano se han hecho con apego irrestricto a la ley. El compromiso del sector privado es con la energía barata y limpia para el beneficio de todos los mexicanos”. De hecho, Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial fue directo: “No hay razón para mentir, con el tiempo, las mentiras cobran vida propia y erosionan la confianza que todos queremos construir”. Por supuesto, lo que Rocío Nahle hace es el trabajo sucio para su jefe, Andrés Manuel López Obrador, quien no se quiere manchar las manos con esas declaraciones. Con ello busca granjearse más la confianza de su jefe para que le dé la candidatura de Morena al gobierno de Veracruz. ¡Qué caradura! Ganarse una candidatura con mentiras. El problema de jugar con las mentiras, es que al final estas se vuelven en contra del mentiroso.

¿Qué es más inmoral? AMLO dice que es inmoral la exhibición que hace Emilio Lozoya, pero el gobierno de la 4T se lo concede

¿Qué es más inmoral? Que la autoridad permita que un delincuente confeso ande comiendo libremente en restaurantes de lujo, exhibiéndose porque ellos le otorgan ese beneficio, o que el delincuente confeso aproveche esos beneficios, ya que no son ilegales. Como oportunamente se informó, Emilio Lozoya, exdirector de PEMEX, delincuente confeso que se acogió al criterio de oportunidad, una especie de testigo protegido, que no es otra cosa que soplones VIP, puede ir a donde se le pegue la gana, siempre y cuando no salga de la Ciudad de México. Por eso, en su conferencia mañanera, el presidente López Obrador ha tenido que reconocer “Yo creo que es legal pero es inmoral que se den estas cosas, es una imprudencia, para decir lo menos, un acto de provocación, porque este señor fue director de Pemex y está como testigo protegido, le llaman de otra manera pero eso es”. Pero sigue la pregunta, ¿qué es más inmoral? Otro caso semejante de inmoralidad por parte del gobierno fue cuando el presidente López Obrador dio la orden para que dejaran libre a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán. Los argumentos del presiente son inválidos ante la ley, pues él es responsable de hacer que la ley se cumpla. De modo que lo que hizo, dejando escapar a Ovidio, no sólo fue ilegal, sino también inmoral.

Después de la exhibida que les dio Lozoya, al mostrar sus beneficios como soplón VIP, el INM dice que el delincuente confeso no puede salir del país. ¡Nada más eso faltaba!

La cena en un restaurante de lujo a la que fue Emilio Lozoya, delincuente confeso, sólo sirvió para exhibir la impunidad que la Cuarta Transformación le da a los soplones VIP. Por cierto, poco, muy poco de lo que ha “soplado” Emilio Lozoya, ha servido para meter a la cárcel a más funcionarios del gobierno peñista. Pues después de la exhibida, y a manera de consuelo, el Instituto Nacional de Migración envió un boletín señalando que Emilio Lozoya Austin, exdirector de PEMEX, no puede salir del país. El comunicado dice lo siguiente: “El Instituto Nacional de Migración (INM) mantiene en las listas de control migratorio (conocida como alerta migratoria) a Emilio ‘L’ acusado por asociación delictuosa, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita cuando estuvo al frente de la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex)”. ¡Uta! ¡Chulo tu consuelo! Emilio Lozoya puede moverse por donde quiera en el territorio mexicano, gastándose el dinero que se robó, siempre que lleve su brazalete de ubicación, y firme vía mail su libro de presentación en el reclusorio. Pero eso sí, no puede salir del país. ¡Nada más eso faltaba, que le pagaran unas vacaciones en Canarias!

Armando Ortiz                                    Twitter: @aortiz52                             @lbajopalabra

Artículos similares

Columnas Veraces

Lo más leido

La indolencia de la 4T. Muere hombre en los bajos de Palacio de Gobierno; medios oficiales lo llaman indigente, como si eso los justificara

La indolencia de la 4T. Muere hombre en los bajos de Palacio de Gobierno; medios oficiales lo llaman indigente, como si eso los justificara Seguramente...

La foto de la infamia

En la capital de un estado cuyo gobernador se regodeó ayer ante el mismísimo poderoso embajador de Estados Unidos, el canciller mexicano, la secretaria...

Presidente de la mesa directiva de la LXV legislatura federal: Sergio Gutiérrez Luna

El pasado sábado 16 de octubre, en el tradicional restaurante Los arcos de Belén del pueblo mágico de Coatepec Veracruz, fui invitado por un...