Siguen apareciendo propiedades como pus y AMLO calla

’18/05/2024’
’18/05/2024’
’18/05/2024’

*Huerta cuestiona riqueza de ChiquiYunes pero no de Nahle

*Morenos: hágase la justicia en los bueyes de mi compadre

 

EN MORENA la justicia se ejerce inspirados en una vetusta sentencia: “aplíquese la ley, pero en los bueyes de mi compadre”. Y el tema no es solo por la aprobación de reformas a la Ley de Amparo que busca impedir que jueces suspendan leyes o reformas generales impugnadas mediante la figura del amparo, con lo que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y la mayoría de Morena en el Congreso buscan “blindar” sus adecuaciones de eventuales impugnaciones de la oposición, sino que pone en relieve que muchas veces se hacen leyes a la medida para acabar con los enemigos y liberar a los de casa a conveniencia. Pero lo más grave es cuando los morenos suelen gritar (con el botín en la mano): ¡atrapen al ladrón, atrapen al ladrón!!!. Un caso peculiar es la exigencia del ex delegado de los programas Federales –que fue desbancado como candidato a Gobernador por cuestiones de género pese a haber ganado las encuestas-, Manuel Huerta Ladrón de Guevara que, ahora exige a Miguel Ángel Yunes Márquez –quien podría arrebatarle la senaduría-, que responda qué se siente ser millonario robándole al pueblo, precisamente el día en el que, Arturo Castagne Coutorier da a conocer otro escándalo en torno a Rocío Nahle, la candidata a la Gubernatura del Estado por la coalición Sigamos Haciendo Historia. Y es que, de acuerdo a la documentación presentada por el empresario veracruzano, la ex secretaria de Energía, aunado a las múltiples propiedades que le han detectado que ya rebasan los 300 millones de pesos –, posee una más en San Pedro Garza García Nuevo León, donde radican los “ricardos” de este País, valuada en casi 30 millones de pesos. Se trata de un lujoso departamento ubicado en la exclusiva zona de “Valle Oriente”, el cual cuenta con tres amplias recámaras, cada una con baño y vestidor, vestíbulo, medio baño, cuarto de televisión, sala, antecomedor, comedor, cocina espaciosa y cuarto de servicio con baño completo. Además, en el sótano dispone de tres cocheras y una bodega amplia. La propiedad está escriturada a nombre del esposo de Rocío Nahle, José Luis Peña Peña, un ex trabajador jubilado de Pemex, y fue vendida por la señora María Del Rosario Montanaro Sánchez, esposa del empresario gasolinero y ex alcalde de Coatzacoalcos, Rogelio Lemarroy.

 

PERO EL candidato de Morena al Senado de la República, Manuel Huerta, insiste en ver la corrupción hacia afuera, solapando vergonzosamente la que está ahogando a Morena hacia adentro, y en ese tenor pregunta al abanderado del PRI-PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes Márquez –que ya lo rebasó en las encuestas- “que responda, a ver si es cierto que quieren debatir, ¿qué se siente ser heredero de una gran fortuna hecha en décadas de estarle robando el dinero al pueblo?, yo creo que ya ni lo siente porque está superando al papá, salió un raterazo el hijo también”, al tiempo que cuestiona, paralelamente, “¿qué se siente ser el hijo de uno de los políticos más perversos de México, ser heredero de tanta mentira, tanta bajeza y tanta corrupción?”, pero, insistimos, eso debería preguntarlo no solo Rocío Nahle cuyo nombre está en ojo del huracán por tantas propiedades millonarias que le han ventilado, lo que la coloca entre los más ricos de los avecindados en el Estado, sino al mismísimo Presidente Andrés Manuel López Obrador que solapa semejantes actos, cuando en sus mañaneras y en toda ocasión predica el combate a la corrupción, el no mentir, no robar y no traicionar, algo que, seguramente, busca se cumpla en los bueyes del contrario, esto es, en la oposición y no en los de casa.

 

SE ENTIENDE a Huerta Ladrón de Guevara cuando cuestiona a Yunes Márquez, porque lo hace inspirado en su probable derrota en las urnas, pero eso lo advirtieron desde hace tiempo en la cúpula morenista azuzada, precisamente, por Nahe, y por ello no fue fortuito que a Manuel lo bajaran a la segunda posición mientras que en la primera colocaron a la desconocida Claudia Tello que hoy se medirá contra Miguel Ángel Yunes Márquez, candidato del PAN, PRI, PRD al Senador, y Dante Delgado Morales, hijo del propietario de Movimiento Ciudadano, evento organizado por una radiodifusora porteña, en la que, invariablemente se avizora un triunfo del panista ante dos imposiciones que no traen nada, pero son beneficiarios del poder, la primera por ser comadre de Nahle y, el segundo, por ser hijo de quien dice la última palabra en MC. Por lo pronto insiste en lanzar dos preguntas a Yunes Márquez pero calla cuestionar a Nahle.

 

COMO FUERA, las nuevas revelaciones que involucran en presuntos actos de corrupción a Nahle y su esposo José Peña parecieran no interesar al Presidente Andrés Manuel López Obrador, por lo que caben dos probabilidades: o el mandatario ya sabía de la incalculable fortuna en bienes muebles e inmuebles de la abanderada de MoReNa y ha sido beneficiario de esta, o calla para no afectar a su partido en pleno proceso electoral, aunque, seguramente, le iría mejor a MoReNa si en una de esas ordena sea investigada su ex colaboradora poniendo de esa manera un ejemplo de que en su Gobierno no se permite la polución a nadie. Si eso ocurre, la credibilidad perdida “por tapadera” podrá recuperarla, más aun cuando el propio Ejército ha sido involucrado en las mismas prácticas, según audios presentados por el periodista Carlos Loret de Mola donde se involucra a sus hijos, a los amigos de sus descendientes y a militares de alto rango en actos que, por lo menos, merecerían una indagación pública que ponga en claro que está ocurriendo en un País que, todo parece indicar, no se le salió de las manos a AMLO, sino, por el contrario, lo tiene bien controlado, pues sabe de la corrupción que se ejerce  y la permite, por algo.

 

POR LO demás, las nuevas revelaciones en torno a Nahle y su familia han provocado una ola de críticas, cuestionando el origen de la enorme fortuna de la zacatecana y la transparencia en sus adquisiciones. El empresario Arturo Castagné también puso en duda si la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) investigará la fortuna de Rocío Nahle, o si prevalecerá la impunidad. Y es que, no hay que olvidar que este nuevo escándalo se suma a otras denuncias previas sobre millonarias propiedades de la candidata en el exclusivo fraccionamiento “El Dorado” en Boca del Río, además de otras en Villa Hermosa, Tabasco, su casa de Coatzacoalcos, los departamentos en Polanco y una residencia en El Pedregal, y se dice que hasta una casa en Estados Unidos. Por ello, esta nueva revelación pone en entredicho la integridad y la honestidad de la candidata, generando un mayor impacto negativo en su imagen pública en medio del proceso electoral. OPINA carjesus30@hotmail.com

Artículos similares

’18/05/2024’

Columnas Veraces

Lo más leido

Verified by MonsterInsights