Home » Entre lo utópico y lo verdadero » Silva no es como lo pintan

Silva no es como lo pintan

Entre lo utópico y lo verdadero

Por Claudia Guerrero Martínez

04 de noviembre del 2015.

 

Silva no es como lo pintan

 

Como todos los seres humanos, muchos tenemos luz y sombra en nuestras vidas y acciones…Alberto Silva Ramos, quien es diputado federal, dirigente del PRI en Veracruz, Vocero del Gobierno Estatal, investigador, acompañante del Gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa y sin olvidar, duro crítico de políticos opositores a la administración duartista, cuenta con secretos guardados, desconocidos por la ciudadanía y ser vergonzosos para todo político quien se dice ser transparente y autoproclamarse como  el espadachín de la justicia…

 

Según sus familiares cercanos, quienes lo conocen desde su nacimiento, aseguran que Alberto Silva Ramos no tuvo una infancia feliz… Hijo de un respetado militar, quien llegó al grado de General, murió cuando Alberto tenía 20 años… Su madre   vivió gran parte de su vida en Tampico, Tamaulipas y Beto Silva, de forma extraña, se alejó de ella, instalando  un distanciamiento entre su madre,  hasta que  ella  enfermó de Alzheimer, muriendo hace un año y medio, en la ciudad de México, DF… El día de su funeral, el hoy dirigente estatal del PRI lloraba amargamente, pues sus remordimientos no lo dejaban en paz y eso, le fue recriminado por su propia familia, por su distanciamiento inexplicable contra su madre y familia…

 

Sus amigos lo describen como desleal, mal hijo, deshonesto, mal amigo y hasta ingrato. Todo un estuche de monerías, pues su familia y padrinos aseguran que la ambición de Beto lo ha cambiado y es insaciable… Y hasta vergonzosa…Para acabar pronto, sin “llenadera”…

 

Para darle contexto a esto, le contaremos una historia verídica…Alberto Silva trajo a  Veracruz a su primo hermano, Gabriel Deantes Ramos para proponerlo como encargado de la oficina de Hacienda en el municipio de Pueblo Viejo, Veracruz,  para ayudar a su pariente a que  tuviese mejor posición económica y política,  dejando atrás su pequeño negocio de venta de celulares en Tampico, Tamaulipas… Deantes fue astuto en ganarse la confianza, primero de Fidel y después de Javier Duarte, colocándose en la Secretaría de Finanzas y Planeación, desviando recursos para partidas secretas e inteligente en los negocios productivos y  la malversación de fondos del erario estatal, así como mañoso, tramposo y mapache para los temas electorales…

 

Y eso motivó al celo de Alberto Silva, quien le reclamó a Gabriel Deantes excluirlo de los varios negocios, beneficios económicos  y rentabilidad, provocando una ruptura entre ellos,  que duró por largos  meses…

 

Jamás olvidará Alberto Silva, cuando Fidel, al inicio de su sexenio, le había prometido el puesto de  Jefe de la Oficina del Programa de Gobierno y el mismo día de la toma de protesta, en el 2004,  lo desechó para nombrar a Dionisio Pérez Jácome… Algo que Beto nunca le perdonó, quien molesto se fue a México por unos meses y  regresando meses después a Palacio de Gobierno, para  ocupar el puesto de consolación, como Director General del Instituto Veracruzano de Desarrollo Municipal… Y desde ahí, continuó redactando los discursos a Fidel  Herrera y de otros Secretarios de Despacho…

 

Ahora, aspira a ser candidato del PRI a la Gubernatura de Veracruz… El mal llamado El Cisne,  pues es de forma peyorativa y con un significado homofóbico,  ha perdido de vista importantes  puntos electorales, los cuales, reflejan la impopularidad de Alberto entre sus amigos y vecinos en el municipio de Tuxpan… Le cuento y no pierdan de vista estos detalles…

Contigua 2

Gráfica de la Casilla Contigua 2 que votó Alberto Silva Ramos

Contigua 1

Gráfica de la Casilla Contigua 1

Basica

Gráfica de la Casilla Básica

 

Daremos un ejemplo, que Alberto Silva no es “profeta”, ni en la casilla que le tocó votar… Es en la sección 4132, de la colonia Jardines de Tuxpan, en la casilla Contigua 2, en la cual ganó el PAN con amplio margen y tenemos en nuestro poder las tres actas de cómputo de dicha sección electoral… Si bien, se realizó una costosísima campaña a favor de Alberto Ramos por el distrito de Tuxpan, al final, el mismo Beto no ganó en la casilla donde le correspondió votar… Esto demuestra que ni sus vecinos lo quieren… ¿Será por lo arriba expuesto?…

 

Dudas y comentarios: [email protected]

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz

Recommended for you
Los amarres en el PRI Nacional: Sonia y Juan Manuel Diez

Entre lo utópico y lo verdadero Por Claudia Guerrero Martínez 16 de noviembre del 2017....