Sofía Martínez Huerta, crimen y castigo. No puede con el remordimiento de su imposición y se irá en diciembre del TSJ

Sofía Martínez Huerta, crimen y castigo. No puede con el remordimiento de su imposición y se irá en diciembre del TSJ

Como Raskólnikov, el personaje de Crimen y Castigo de Dostoievski, la magistra Sofía Martínez Huerta no pudo con el remordimiento de su imposición. Fue vergonzoso ver cómo una simple juez municipal se prestaba para llegar a la presidencia del Tribunal Superior de Justicia tan sólo dos meses después de ser nombrada magistrada. Antes de eso, la impuesta había sido secretaria de Juzgado, Juez Municipal de Primera Instancia, y en los últimos tres sexenios se desempeñó como secretaria de la Sala Civil del TSJE; es decir, sin méritos para aspirar a ser magistrada, sin méritos para llegar al TSJE. Es por eso que quienes la impusieron esperaban que la señora trabajara para ellos. Pero Sofía Martínez Huerta se creyó que tenía méritos, se sintió la reina del Palacio de Hierro y empezó a poner a su propio personal, incluyendo parientes; y empezó a disponer del recurso, como si este le perteneciera. Pero ya no puede con la presión la señora presidenta, ya no aguanta los reclamos de quienes la colocaron, de los trabajadores del Poder Judicial, de los medios de Comunicación, del propio gobernador, pero, sobre todo, como Raskólnikov, ya no puede con su propia consciencia y ha confiado a sus más allegados que después de presentar su primer y único informe como presidente del TSJE, entregará el puesto y se irá a llorar la derrota a su propio árbol triste.

A Mario Delgado, aspirante a la presidencia de Morena, le dio Covid; Muñoz Ledo le desea pronta recuperación. ¡Ajá!

En su cuenta de Twitter el diputado Mario Delgado, aspirante a la presidencia de Morena publicó que la noche del martes, antes ciertos síntomas gripales que se le presentaron, se hizo la prueba y resultó positivo a Covid-19: “Ayer en la noche decidí aislarme ante la presencia de síntomas muy leves de COVID19. Me realicé una prueba y salí positivo. Toda la noche le dimos seguimiento a distancia a la aprobación del paquete económico de ingresos. Seguiremos trabajando y preparándonos para lo que viene”. Ante esta situación muchos de sus compañeros de la Cámara de Diputados le desearon pronta recuperación. Incluso, el diputado Porfirio Muñoz Ledo, su contrincante en la búsqueda de la dirigencia de Morena, se tomó el tiempo para desearle pronta recuperación a Mario Delgado: “Lamento que mi compañero @mario_delgado haya contraído COVID-19. Le deseo pronta recuperación. Estamos ante momentos sin precedentes en la historia de Morena y de México. Hoy más que nunca sigamos trabajando con rectitud y congruencia por una Cuarta Transformación”. Vale mencionar que en esta contienda por la dirigencia de Morena ambos aspirantes se han dado golpes bajos; pero el que más bajo cayó fue Mario Delgado, quien le echó a Muñoz Ledo un grupo de diputadas sin honor, que pidieron a las mujeres que acusaran a Porfirio de acosador sexual. Por cierto, de última hora nos enteramos que a Yeidckol Polevnsky también le dio Covid, pero ella ya a pocos importa.

Beatriz Gutiérrez Müller, harta de tantas ofensas, amenazas, calumnias, racismo y misoginia, amaga con irse de Twitter

La esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, la escritora Beatriz Gutiérrez Müller tiene constantes desencuentros con las redes sociales y sus usuarios. Son varias la ocasiones en que se ha quejado que los directivos de Twitter hacen muy poco por evitar las opiniones en donde le insultan y ofenden. A veces es contra su persona, a veces contra su esposo, a veces contra su hijo. Es por ello que la mañana de este 21 de octubre, publicó una clara advertencia: “Esta cuenta llega a los 600,000 usuarios. Desde que la abrí, tengo claro que @TwitterMexico carece de neutralidad y no se aboca a detener o a disminuir ofensas, amenazas, calumnias, racismo, misoginia. Quede manifiesto mi nulo interés en publicar alguna cosa por aquí”. ¿Cómo reaccionaron los usuarios de las redes sociales? ¿Le pidieron que no se fuera? ¿Le pidieron que se quedara? Pues no, todo lo contrario, muchos usuarios de Twitter la despidieron, convirtiendo en tendencia esa despedida. Una de las usuarias le explicó las reglas del juego en Twitter en menos de 280 caracteres: “En un mundo digital como Twitter, son los usuarios quienes deben mostrar objetividad y concientizarse que el informador puede ser cualquiera, aunque sus opiniones nos incomoden. Si lo que se busca es la complacencia, la alabanza o la falsedad, puedes formar un club de fans y listo”. Así de simple.

Armando Ortiz                        Twitter: @aortiz52                  @lbajopalabra

 

Artículo anteriorTener un padrino así
Artículo siguienteDestruir todo, construir nada

Artículos similares

Columnas Veraces

Lo más leido

Trabajemos para que regrese la decencia a los gobiernos: Cinthya

- Francisco Hernández Toriz tomo posesión al CDM de Tamiahua Tamiahua, Ver. 27 de noviembre de 2020.-La laguna es una de las más bellas de...

OPLE partidos y partidas

$1,061,397,200.00 para gastar el año entrante Casi 193 millones para “Servicios Personales” Remuneraciones, Percepciones Adicionales, Bonos y Estímulos para la élite de funcionarios Por...

Covid 19, una pandemia que no ha sido domada

Cosamaloapan, pasó de ser un desastre a ejemplo de contención: Hoy sólo tiene 1 caso activo   Marco Antonio Aguirre Rodríguez   El 21 de julio cayó...