VERIFICACIÓN VEHICULAR UN MAL NECESARIO.

’29/02/2024’
’29/02/2024’
’29/02/2024’

A todo gentil sea cualquiera su origen requiere para su trabajo, placer o status, un vehículo, llámese, automóvil, sedan, camioneta, camión, tracto, full, autobús, transporte de la especialidad que sea; una parte de los ciudadanos la tiene.

 

En México, de acuerdo al INEGI, hay un parque vehicular de 53 millones de unidades, de los cuales; 36 son automóviles, casi un millón son camiones de pasajeros y más de 11 millones son camiones de carga incluidos todos los conceptos; las motocicletas en circulación suman más de cinco millones; todos ellos son de motor de combustión a gasolina, diésel o gas, que deambulan por todo México expidiendo gases contaminantes.

 

En Veracruz el parque vehicular es de casi dos millones de unidades, de los cuales, la mayoría son automóviles y camiones, el parque de autobuses son cifras menores, de las motos no se tienen referencias oficiales, pero es un medio con crecimiento exponencial alto.

 

Es un hecho que los vehículos de combustión son contaminantes, se estima que, entre más antiguos, más contaminadores contaminadores; CDMX fue la primera en resentirla al ser la segunda entidad con mayor número de vehículos, por ello, en el año 1993 se implantó el programa de verificación vehicular, operado por la Secretaria del Medio Ambiente y se hizo a través de verificentros.

 

La razón fué que en el año 1989 se observaron altos Índices de contaminación, lo que motivo que se hicieran estudios del aire y medio ambiente, cuyo resultado fue que la principal causa de este deterioro del aire, eran los vehículos automotores.

 

Ello dio lugar a implementar un programa de revisión que se desarrolló en los Ángeles, California conocido como buro de Reparaciones vehiculares “Bar”, este equipo solo midió hidrocarburo y monóxido de carbonos. (Expansión mayo de 2022)

 

Así como cite en año de 1993, mediante decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, se hace obligatoria la verificación vehicular en la CDMX y municipios de la zona conurbada, con base en lo señalado en la Ley del equilibrio Ecológico y del medio Ambiente y su reglamento en el numeral 18 para todo vehículo que circule en el DF y su área conurbada

 

En 1997 nace formalmente la concesión de verificentros equipados ya con Cam-97, con instalación de cámaras de video vigilancia, iniciando con una mediada más que el Bar; óxidos de nitrógeno (Nox).

 

Desde el año 2017 es obligatorio el programa de verificación en dieciséis estados de la república, incluido Veracruz.:

 

Baja California, Coahuila, Chihuahua, CDMX, Edo. de México, Hidalgo, Morelos, Puebla, Tlaxcala, Querétaro, Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Oaxaca y nuestro estado.

 

Este programa está bajo la supervisión, control y seguimiento de las secretarias del medio ambiente de las entidades federativas; además son responsables del control de otros cuya finalidad es preservar un ambiente sustentable, como es el caso de Conafor, Imita, Inecc, Conap, y Conagua el hermano mayor

 

                “El proyecto de presupuesto de egresos de la federación propone asignar al Ramo 16 Medio ambiente y Recursos Naturales para el año 2023 un importe de 75 mil millones de pesos, 85% más respecto al año 2022, la mayor atribución la tiene Conagua con 68 mil millones de pesos”.

 

Volviendo al tema; años más adelante, con la norma 041 Semarnat 2015, se define al programa de verificación vehicular, como el documento que da vigencia y lo oficializa, establece las reglas de operación de la verificación de emisiones vehiculares.

 

En Veracruz se hace obligatorio la verificación en el año 2015 y se observa lo señalado en la Norma 041, el costo de la verificación antes se refería a unidades del sueldo mínimo, a partir del año pasado se estableció en Umas, hoy en día es de 4.5 Umas; o sea $ 466.83 a razón de $ 103.74 la unidad, valor determinado por INEGI para el año 2023; es una unidad de medida de valuación “UMA”

 

Los centros de verificación originalmente operaron con permisos hasta el año de 2003 en que les fue otorgado una concesión, el auto debe ser documentado después de ser aprobado el vehículo, este resultado es válido con un certificado que expide el centro, junto con los honorarios del servicio; el importe es de $ 466.83 que paga directamente a Sefiplan.

 

Estos certificados son unos engomados que hasta el año 2015 los compraban al gobierno los concesionarios; a partir del 1º de marzo del año 2021 gobierno de Veracruz emite unos nuevos lineamientos basados en los cuidados al medio ambiente y garantizar a la ciudadanía un desarrolló con equilibrio climático preservando los recursos naturales.

 

Ahí se extingue el fideicomiso creado para este propósito por gobiernos anteriores cuya finalidad era la misma y que sea aplicable de común acuerdo con los miembros del mismo, para preservar la ecología, ahora se definió que el ingreso fuera para el gobierno, que atendería con mayor eficacia los propósitos que señalan las normas en especial artículo 8 de la Constitución Política local.

 

Ahora a los centros de verificación ya los verificentros, se les da en comodato los certificados, siendo los operativos del programa, debiendo de hacer inventarios e informar a la Secretaria de Finanzas y del Medio Ambiente, los vehículos verificados en sus diferentes modalidades y los certificados usados.

 

En el sexenio del gobernador Duarte, aparece un concepto nuevo, los “Verificentros”, cuyo propósito era preponderantemente favorecer a nuevos empresarios y debilitar a los centros de verificación, es ahí donde  el liderazgo del Ing. Alejandro Huesca en representación de la asociación de verificentros ambientalistas, hace una férrea defensa para que no sean desplazados; y logra su reconocimiento, de hecho los llamados Verificentros no entraron en operación sino hasta estos últimos años donde también se otorgaron a ellos concesiones de “Verificentros”

 

En Veracruz como ya réferi existe un parque vehicular de dos millones de unidades en su mayoría de automóviles, los menos son los autobuses y los que cada día son más son los de autotransporte de carga, los que verifica son los autos, los de carga apenas inician y los que evaden toda verificación son los de transporte de pasajeros, estos últimos son altamente contaminadores.

 

Lo que es un hecho; es que el vehículo es un medio que contamina el ambiente sin lugar a dudas, cada ciudad tiene su punto geo-referenciado y los vientos son diferentes iguales que las humedades, unas tienen más parque vehicular que otras, ¿será que en Veracruz tengamos ciudades llenas de esmog? Como es el caso de CDMX; quien nos informa con periodicidad, para nuestra propia salud, que pasa en nuestro medio ambiente; no sabemos nada del medio que nos rodea.

 

Por lo que hay tres verdades:

 

  • Los Vehículos son fuente de contaminación, los verificamos y pagamos.
  • Quien nos informa las condiciones del medio ambiente y qué medidas se toman para mejorarla; nadie; ¡sí!, nadie sabe qué pasa y menos con el dinero recaudado.
  • Las motocicletas deben ser verificadas porque también contaminan.

 

Se estima que la Secretaria del Medio Ambiente ya prepara la manera de informar a la ciudadanía las condiciones del aire en el estado y qué medidas se deben de tomar.

 

Los vehículos contaminan, por lo que los verificentros y centros de verificación que representa el Ing. Huesca tienen una misión cuidar que no la haya; por lo que con todo lo que se diga de ellos “Son un mal necesario”.

JFA.15.03.2023 sinergiaenpromocion.com

Artículos similares

’29/02/2024’

Columnas Veraces

Mole de Gente

DE VERDAD

Mole de Gente

¡GRACIAS!

Lo más leido

Verified by MonsterInsights