Home » Columnas Veraces » Conversatorio Por: Ángel Rafael Martínez Alarcón/ La Nava 60 años en el corazón de los Xalapeños y veracruzanos

Conversatorio Por: Ángel Rafael Martínez Alarcón/ La Nava 60 años en el corazón de los Xalapeños y veracruzanos

La década de los años cincuentas del siglo XX, dejó a Xalapa un saber de modernidad, en nuestra ciudad. Que por siglo parecía no crecer, desde el siglo XVI, cuando de funda la población de Xalapa. Gracias por el paso del conquistador ibérico, vio en esta paraje una tierras propicias para la fundación de una población entre el puerto de Veracruz y la Ciudad de México capital del virreinato de la Nueva España. Gracias a la erección de un convento franciscano, se logró que los pueblos mesoamericanos del alrededor vieron lo idóneo de establecer una población. A finales del siglo XIX, se crea el mito de los 4 barrios prehispánicos, para dar una falsa  historia.

Desde agosto de 1519,  la hoy ciudad de Xalapa, no dejado ser una estancia muy hospitalaria para todo aquel extranjero que paso por estas tierras y otros optan para establecer su residencia como negocios, sus 1,427 metros a nivel del mar, suele ser un espacial lugar para establecerse para vivir y desde 1886, con la fundación de la Escuela Normal Veracruzana, y 1944 con la fundación de la Universidad Veracruz, se convirtió en una ciudad meramente estudiantil.

En la década de los 50´del pasado siglo XX, Xalapa se vio transformada por la voluntad  política de los gobernadores, alcaldes y los empresarios que amaron a nuestra ciudad, sin olvidar también a un grupo de extranjeros que aportaron para la transformación, siendo la comunidad española la más importante por el números de sus integrantes. Cabe destacar al gobernador xalapeño de Marco Antonio Muñoz Tumblluns, alcalde Rubén Pabello Acosta,  el empresario don Justo F. Fernández López.

Se finaliza la obra de apertura de la avenida de noviembre, así como la introducción de miles de metros de drenaje a la ciudad, el edificio de la editora de gobierno, el puente de Xalitic, las instalaciones de la zona universitaria, el museo de antropología, las carreras  humanistas de la Universidad, el rectorado del Dr., Gonzalo Aguirre Beltrán, es muy larga citar cada de una de las obras realizadas en la década de los años 50´del siglo XX, que dejaron huella en la ciudad Capital. En los últimos 26 años, ningún gobernador han tenido ojos para hacer de Xalapa, una capital estatal con mira mundiales. Dante Delgado,  gobernador de 1988 al 1992, ha sido el último Gobernador con profundo amor a la ciudad de Xalapa.

Para el siglo XX xalapeños, hay una deuda por parte de los historiadores, sobre estudiar el comercio en nuestra ciudad, para los siglo XVIII y XIX, hay pocos trabajos, toda una veta para explorar. Investigar el sobre el comercio fijo y semifijo de la ciudad sólo basta con ir a los fondos documentales del archivo histórico municipal de Xalapa “Rubén Pabello Acosta” para hacer la investigación,  si bien es cierto que en 1910,  llegaron a nuestra ciudad un apellido como Chedraui, y en 1970 inauguraron su primer centro comercial en la calle de Lucio, también el apellido Selem, y es larga la lista de los comercios de todo que se abrieron en la ciudad, como en caso de los marcados Jáuregui, La Rotonda, los Sauces, fuero importantes en esa década de los años 50´en Xalapa.

La presencia de los españoles en Xalapa, esta estudiada para los siglo XVIII y XIX, por alumnos de la facultad de Historia de la Universidad Veracruz, con productos de tesis defendidas en su momento. Para el pasado siglo XX, todavía esta por escribirse, y sobre todo esa migración que salió a consecuencias de la guerra civil española entre los año de 1936 a 1939, una guerra entre Nacionalista contra Republicanos, el Presidente de México, el General Lázaro Cárdenas del Ríos, dio una apoyo incondicional a la causa Republicana.

1959,  en Xalapa lo inició con un festival internacional como lo fue “Pablo Casals” con la asistencia el músico español, los ojos del mundo de volvieron a la ciudad de Xalapa. En ese mismo otro español del norte, del principado de Asturias,  don Ángel Fernández, ya con varios años radicados en Xalapa, comerciantes de ultramarinos, como se le llamaba. Con sus ahorros de muchos años de trabajo pero en serio, compra una antigua casa de las calles Zaragoza y Sebastián Camacho. Construye su nueva residencia como centro e trabajo, su tienda de ultramarinos, por una tres décadas, en La Naval, se compraban muchas de los alimentos para la cenas de navidad y fin de año, los vinos tintos llegados desde España, el bacalao noruego, y los ricos dulces de turrón.  Amen de todo que se venden en una tienda de abarrotes. El trato  serio de don Ángel Fernández, un hombre que siempre tuvo grabado en su vida, la filosofía del trabajo.

Luego viene la etapa del Che, un sobrino de don Ángel Fernández,   de nacionalidad uruguaya quien tomo La Naval, dándole un giro más popular  son los cuernitos y tortas de la Naval, algún secreto culinario tenías dichos alientos, que miles de empleados de las oficinas del Palacio de Gobierno y de Justica, empleados de las tiendas, estudiantes saboreábamos , y que hoy son recuerdos.

Y la etapa actual al mando del ingeniero Ángel Fernández, hijo del fundador hace 60 años, que lo convirtió en un café cultural, con ese imán de las instalaciones, hoy cientos de adultos mayores, pasan sus días jugando ajedrez y otros juegos de mesas. Todos los días encontramos actividades culturas, presentaciones de libres, ciclos de cine, libros, entre café y alimentos, los parroquianos gozamos de una vista genial de la Secretaria de Seguridad Publica, de la nula actividad de los gobernantes en el Palacio de Gobierno. La Naval sigue siendo un referente cultural para los xalapaños.

Ángel Fernández Segura,  su tradicional saludo, al llegar uno a La Naval, “ Animo, muchacho” . Muchas de felicidades y que continué el espacio cultural. El domingo 19 del presente mes, se celebró tan importante fecha.