Cuitláhuac García y el reportero despedido

Alguna vez me tocó lidiar con un reportero flojo, irresponsable y mentiroso. No cumplía con sus órdenes de trabajo y siempre tenía una excusa, hasta que un día me colmó el plato y lo despedí. Un cuarto de hora estuvo en mi oficina rogándome por una nueva oportunidad hasta que me dijo: “Por qué no checa mi trabajo; ahí están mis resultados”. Fue entonces cuando con más ganas le dije que estaba fuera.

Este martes el gobernador Cuitláhuac García me recordó a ese reportero. A Cuitláhuac lo están corriendo casi desde que tomó posesión de su cargo. Miles del millón 600 mil veracruzanos que votaron por él quisieron recular apenas lo oyeron hablar en público, pero ya era tarde.

Conforme avanzó su gobierno el número de personas pidiendo su destitución se multiplicó hasta convertirse en cientos de miles. Y ahora son millones. Ocho de cada diez veracruzanos quieren que ya se vaya.

Pero no se va “porque estamos dando resultados”, según dijo.

¿Cuáles resultados?

Se necesita estar ciego para no ver que Veracruz no avanza porque está en el hoyo. No hay inversión y como consecuencia no hay obras y como consecuencia no hay empleo y como consecuencia no hay gasto público y como consecuencia hay pobreza y como consecuencia se disparó la inseguridad.

Las obras que ha hecho en sus primeros dos años de gobierno representan apenas el 4 por ciento de las que hicieron sus antecesores en ese mismo lapso de tiempo.

Los tramos carreteros que ha entregado, las escuelitas que ha rehabilitado y las clínicas que ha remozado, eran la morralla de las obras que se entregaban en el pasado. Un pasado donde había inversión, donde se multiplicaban los grandes centros comerciales, los changarros, las estéticas, fondas, restaurantes, hoteles y cien etcéteras, generadores de fuentes de trabajo.

Si los veracruzanos (y no los periodistas ni columnistas como mentirosamente lo dijo) quieren que se vaya Cuitláhuac García, es precisamente porque no ha dado resultados. Y si no los dio en dos años no los dará en los cuatro que le faltan de mal administrar un estado que no merece gobernar.

Mi reportero tenía que entregar diariamente cuatro notas a la mesa de redacción y entregaba una mal redactada… cada dos días. “Es que fíjese que no lo encontré, que fíjese que no estaba, es que fíjese que no había, es que fíjese…” eran sus excusas sobre las tres notas restantes.

Cuitláhuac es exactamente igual: “Es que nos desfalcaron, es que se llevaron todo el dinero, es que nos dejaron un cochinero, es que estaban coludidos con la delincuencia, es que es culpa del Fiscal (antes de que corriera a Jorge Winckler). Es decir, puros pretextos para justificar su inoperancia.

Bravo como un león mi reportero demandó al diario y también a mi ante la Junta de Conciliación y Arbitraje. Pero lo batearon gacho cuando el representante de la Junta conoció los argumentos documentados que le presentaron.

A Cuitláhuac le puede pasar lo mismo, aunque no ante la JCA.

Si se lleva a cabo la revocación de mandato, puedes apostar lector que al menos la mitad de los 5 millones 784 mil 064 veracruzanos inscritos en el padrón del INE, saldrán en bola a pedirle que se vaya. Y será entonces cuando se dé cuenta que no dio resultados, como lo presumió ante los reporteros.

Otra opción es que lo dejen los cuatro años que le restan y la raza jarocha le ponga una tunda a Morena en el 2021 y otra a Rocío Nahle (si es candidata a la gubernatura), en el 2024.

[email protected]

 

Artículos similares

Columnas Veraces

Lo más leido

Jauría de impresentables “presionan” a Ricardo Ahued Bardahuil para que acepte la Alcaldía de Xalapa

Entre lo utópico y lo verdadero Por Claudia Guerrero Martínez 19 de enero del 2021.   Jauría de impresentables “presionan” a Ricardo Ahued Bardahuil para que acepte la...

Jauría de impresentables “presionan” a Ricardo Ahued Bardahuil para que acepte la Alcaldía de Xalapa

Entre lo utópico y lo verdadero Por Claudia Guerrero Martínez 19 de enero del 2021.   Jauría de impresentables “presionan” a Ricardo Ahued Bardahuil para que acepte la...

Cuitláhuac, cero popularidad y respaldo ciudadano

¡El rechazo popular lo coloca en el lugar 28 de 32 gobernadores! Cuando por primera vez, hace un par de años, el entonces flamante gobernador...