Feliz 2024

’25/02/2024’
’25/02/2024’
’25/02/2024’

Aperitivo 1: “Nuestro país está podrido. Al narco le abrieron la puerta, no por atrás, no en la sombra, sino delante de nuestras narices”. (Franco Félix, en Lengua dormida). ¿Cómo? Pero si ni lo olemos…

Aperitivo 2: “Definición de candidato electoral: persona que obtiene dinero de los ricos y votos de los pobres, con la promesa de proteger a unos de los otros.” (Escuchado de una charla de jóvenes en un camión urbano).

Aperitivo 3: Acapulco está cerca; Ecuador también. O lo que es lo mismo, alguien llama a la puerta…

 

Vaya añito 2023 que nos echamos –los que sobrevivimos- y vaya si viene lo peor o lo mejor de lo peor… ¡Sálvese quien pueda! No nos hagamos de la vista gorda ni pretendamos tapar el sol con un dedo, como dicen. En pocas palabras, hay que andar con cuidado en este mundo minado de tonterías, por decir lo mínimo, dejar de ser ilusos y agarrar al toro por los cuernos. De otro modo no veo cómo vamos a salvarnos, en serio, y en broma también.

           No es que me haya asido el pesimismo, el fatalismo, la negatividad, sino todo lo contrario: me asiento en positividad, pues sigo vivo… Bien lo dijo John Banville: “Vivir sin sentido del humor es una discapacidad, no sé cómo nadie puede enfrentar la vida sin humor”.

          O como me dijo en la noche navideña pasada mi amigo Juan Carlos Bautista: “Si apagáramos la tele, ¿renacerían las pasiones? ¿Se ampliaría el mundo? ¿Los libros, el arte se abrirían para nosotros? Está bien, está bien: prende la tele”.

          El chiste es que el Diablo creó al hombre en un descuido de Dios, me comentó L. Ricardo Sahagún. Entonces el Papa Francisco viene y chinga con eso de que con el diablo nunca hay que dialogar, “Jesús nunca dialogó con el diablo, lo ahuyentó. (…) Tened cuidado. El diablo es un seductor”. Y añadió: “Nunca dialoguen con él porque es más listo que todos nosotros. Y nos lo hará pagar. Cuando llegue la tentación, no dialoguéis nunca. Cierra la puerta, cierra la ventana, cierra tu corazón. Y así nos defendemos de esta seducción, porque el diablo es astuto e inteligente”.

          ¿Ya ven mis fans? Saben bien que el diablo se viste de diablo y los políticos de… En todo caso, aquí les dejo las palabras de Álvaro de Albornoz y Salas: “Paradoja diabólica: el que es un pobre diablo casi siempre es un alma de Dios”.

          Ahí se las dejo de tarea, pa’ empezar el año.

 

Los días y los temas

 

Aquí les dejo, también, un planteamiento pa’ poner a funcionar las neuronas: “A cinco años del inicio de la administración de López Obrador, Integralia considera que han aumentado los niveles de riesgo de concentración de poder, incertidumbre jurídica, ineficacia gubernamental y deterioro económico, mientras que los de conflictividad social e inseguridad pública se han mantenido constantes; no obstante, consideramos que ambos podrían incrementar en 2024.” (integralia.com.mx, 09-01-24).

 

De cinismo y anexas

 

Me quedo pensando en lo que escribió Leonardo Rosenberg: “Perder la cola ¿para qué? ¿Para bajar del árbol y meternos en una oficina? ¡Al diablo con la evolución!”

       Yo sigo al pie de la letra lo que expresó Henry-Louis Mencken: “Vive de manera que puedas mirar fijamente a los ojos de cualquiera y mandarlo al diablo”. O sea, mandarlo a la…

       Hasta la próxima.

Artículos similares

’25/02/2024’

Columnas Veraces

Lo más leido

Verified by MonsterInsights