Hijas de Rogelio Franco acusan de arbitraria resolución por parte el juez de lo familiar Edgar Gutiérrez Gómez

’13/04/2024’
’13/04/2024’
’13/04/2024’

 

-Niega derecho de audiencia a nuestra hermana menor.

-Juez del Juzgado Cuarto de Primera Instancia Especializado en la Ciudad de Tuxpan, incumple resolución federal y contraviene su misma resolución, en la que negó la convivencia a nuestra madre con nuestra hermana menor desde 2021, derivado de los actos de violencia que ella ejercía.

Declaración realizada por las hijas de Rogelio Franco:

Con la mayor preocupación, exponemos ante la opinión pública un hecho grave que se pretende cometer en contra de nuestra pequeña hermana.

Como es de su conocimiento, a nuestro padre, Rogelio Franco Castán, lo han vinculado en repetidas ocasiones por 9 delitos y no solo a él, pues también nosotras hemos sido perseguidas, han abierto carpetas en nuestra contra sin sustento.

En este sentido, mi abuela, Luisa y yo, fuimos denunciadas 16 meses después por nuestra madre por el hecho de cuidar a mi hermana menor ,hemos recurrido a la Fiscalía General del Estado de Veracruz, así como con jueces en materia civil, quienes hasta el día de hoy, han hecho caso omiso a nuestras denuncias.

Pero lo más grave de esta encarnizada persecución lo estamos viviendo en este momento, pues el juez de lo familiar, de nombre Edgar Gutiérrez Gómez, ahora intenta entregar a nuestra hermana menor a nuestra madre, a sabiendas de que ésta la ha violentado y que incluso, constan dictámenes periciales y entrevistas por un juzgado civil y también en la Fiscalía donde se da cuenta de ello.

Es por eso que este dia martes 5 de septiembre de 2023, queremos hacer del conocimiento público la actuación arbitraria del juez cuarto de primera instancia en materia familiar de Tuxpan, Edgar Gutiérrez Gómez.

Es importante destacar que desde que nuestro padre fue privado de su libertad, nuestra abuela obtuvo el Depósito Judicial de nuestra hermanita en Marzo de 2021.

En aquel entonces, se determinó que de acuerdo a lo que nuestra hermana le había manifestado al Juez y a la Secretaria en las diligencias y entrevistas, enlazados con los peritajes psicológicos; se había acreditado una necesidad que tenía como objetivo proteger a nuestra hermana y resguardarla bajo el cuidado de nuestra abuela.

Posteriormente, en diciembre de 2021, dicho Juez emitió una resolución en la que negaba la convivencia de mi madre con mi hermana, por los señalamientos que ella realizó respecto a que es ella la persona que la ha violentado física y emocionalmente.

A inicios de julio de 2023, nuestra madre presentó un escrito en ese mismo expediente solicitando la convivencia y obtuvo respuesta por parte del Juez de referencia en tan solo CUATRO HORAS CON DIEZ MINUTOS, en la que determinaba las convivencias sin mayor estudio del asunto ni consideración de los peritajes psicológicos, ignorando, además, la resolución que dictó él mismo en diciembre del 2021.

Es decir: la seguridad, estabilidad, salud física y psicológica y, en pocas palabras, LA VIDA de nuestra hermana, se decidió arbitrariamente en unas cuantas horas.

El pasado 04 de agosto, un Juez federal ordenó suspender de forma definitiva esas convivencias entre nuestra hermana y madre, en atención a la violencia que ciertamente hemos acreditado.

Pese a ello, el pasado viernes se publicó una resolución en el mismo expediente, en la que el Juez Edgar Gutiérrez Gómez, ordena entregar a nuestra hermanita a su violentadora.

Por tanto, se deduce que si un Juez Federal está ordenando la suspensión de las convivencias en atención a la violencia que nuestra hermanita ha sufrido, mucho menos se debería permitir que ella sea entregada a manos de su violentadora; pero el Juez de referencia parece no darle importancia y emite una determinación contraria, ordenando de manera arbitraria que nuestra hermana sea entregada a nuestra progenitora, sin considerar que existe un juicio en curso en el que ya se determinó, desde el inicio, que la Guarda y Custodia Provisional recaía a favor de nuestra abuela hasta la sentencia del mismo y nuestra madre NO IMPUGNÓ EN TIEMPO DICHA DETERMINACIÓN.

A mediados del año 2020 nuestra hermana, con siete años de edad, llegó a vivir con nosotros ya que había sido golpeada y sometida contra su voluntad a un exorcismo, por cuenta de nuestra madre, situación que nuestra hermana manifestó de viva voz al Juez familiar.

A pesar de todo lo mencionado, en julio y agosto de este año, el titular del citado Juzgado Cuarto de Primera Instancia, de forma pronta y expedita, ha emitido grandes acuerdos en los que no considera ni valora la totalidad de constancias y elementos que obran en los expedientes 2045/2021 y 149/2022, relativos al depósito judicial y al juicio de Guarda y Custodia respectivamente; acuerdos que, de manera probada, son violatorios de los derechos de nuestra hermanita.

Durante el desarrollo del proceso civil, los exhortos girados para notificar a nuestra madre de las demandas de Guarda y Custodia, así como de Pensión Alimenticia instauradas en su contra, no han tenido la misma rapidez que la brindada para resolver las peticiones presentadas por nuestra madre.

Es decir, ya pasó un año y no han “podido” notificarle para que cumpla con la resolución de Pensión Alimenticia provisional.

Y lo repetimos con indignación y de forma enérgica: UN AÑO en el que le demandamos su incumplimiento de 3 años de su obligacion de proveer alimentos, vestido,salud y educación.

Por cierto, también en el caso de la que tiene uso de la voz, Viviana Franco, de igual forma, se decretó pensión alimenticia provisional y desde hace muchos meses, los Jueces y la Fiscalía, no actúan.

Es inconcebible que en las peticiones de mi madre sólo bastan unas horas para que el actual titular del Juzgado Cuarto de Primera Instancia en materia familiar con sede en Tuxpan Veracruz, de nombre -repetimos- Edgar Gutiérrez Gómez, las acuerde de forma favorable, y también reitero, EN TAN SOLO UNAS HORAS.

Hace unos días, previo a la liberación de mi padre, un Juez le prohibió convivir con mi hermanita.

Imaginen la emoción que tenía porque nuestro padre iba a ser liberado y finalmente estaríamos juntos. Tener que decirle papa viene para casa pero tenemos que llevarte a un hotel a dormir y mañana regresas a tuxpan por qué no puede verte ni comunicarse contigo, Imaginen los sentimientos que tiene mi hermana por no poder abrazar a nuestro padre.

Resulta irónico en prisión podía visitarlo. Ahora no y sorpresivamente, quieren obligarla a estar con mi madre, cuando ella la violentó y expuso su integridad en repetidas ocasiones.

Este es un mensaje para el Juez Edgar Gutiérrez Gómez: ¿por qué no citó a nuestra hermana a comparecer y escuchar su sentir, si se trata de una menor violentada? ¿Por qué hizo caso omiso a la información que está dentro de los procesos? ¿Acaso no es obligación de los Jueces Familiares allegarse de todas las constancias posibles para resolver en asuntos sobre menores de edad? ¿Por qué actúa de esa manera? Donde queda el Interés Superior del Menor?

Adicionalmente, deben saber que existe una declaración ante el mismo juzgado, en la que mi hermana expresa los hechos y afectaciones que vivió al estar cerca de mi madre y que está integrada en el depósito judicial,así como en la demanda de Guardia y Custodia.

De igual manera, cuando nuestra hermana fue entrevistada ante la Fiscalía Especializada y le fue realizado otro peritaje psicológico, en la misma Carpeta de Investigación que nuestra madre inició 16 meses después por sustracción y retención de menor, el dictamen resultó contraproducente para ella, pues se confirmaron los grandes daños psicológicos que ha sufrido nuestra hermana.

Nosotras recibimos a nuestra hermanita golpeada por nuestra madre, cuando quiso exorcizarla y ahora el juez civil con esta determinación la pondrá en riesgo sin importarle lo que le pueda pasar.

A esto se suma que después de 3 años, decidimos demandarle pensión alimenticia a mi madre y hasta ahora no ha cumplido porque el mismo juez se ha negado a notificarle.

Mi hermanita ha sido violentada y hoy preguntamos a la Magistrada Presidenta del Poder Judicial del Estado: ¿dónde se ejerce el Interés Superior del Menor?

Se supone que la Fiscalía de Veracruz y jueces están para protegernos e impartir justicia, no obstante, lo único que nos han hecho es arrebatarnos la paz y tranquilidad que tanto anhelamos.

¡Basta de tanta saña en contra de nuestra familia!

¡Basta de proteger a personas y pagar facturas a costa de la vida e integridad de nuestra hermana!

¡Basta ya de decir que apoyan a las mujeres, cuando aquí estamos 2 mujeres y una menor de 10 años a las que su propia madre continúa violentando jurando ser la víctima, cuando ha quedado por demás demostrado, tanto en la opinión publica como en los procedimientos legales correspondientes, que es al contrario!

Nosotras, por muchos años callamos pero no es fácil. Después, interpusimos denuncia penal y la Fiscalía de Veracruz no ha movido un dedo.

Exigimos al Poder Judicial del Estado de Veracruz que no conviertan a nuestra hermana en una moneda de cambio, como pago a nuestra progenitora por los servicios que ha prestado para hacerle daño a mi padre.

Ella presume que tiene el apoyo total de la administración estatal y en este caso no queríamos creerlo, hasta que conocimos esta aberración jurídica que estamos viviendo y nos está haciendo tanto daño.

¡No es justo exponer a una menor, no es justo pagar favores políticos con la paz, la vida y la integridad de una menor!

Gobernador del Estado de Veracruz: por primera vez nos dirigimos a usted,que en repetidas ocasiones ha manifestado ser un férreo defensor de las mujeres.

Hoy solicitamos su intervención para que no se cometa la mayor injusticia en contra de nuestra familia. Han sido mucho los abusos que han cometido en contra de nuestro padre.

Solicitamos que nuestra hermana sea escuchada en todos los procesos que la involucran, tal y como lo establecen los Tratados Internacionales y los ordenamientos locales en materia de Derechos Humanos e Interés Superior del Menor.

¡Solicitamos que nuestros asuntos sean tratados con perspectiva de género y de infancia! Nuestra hermana corre peligro, como en su momento lo tuvimos nosotras y por eso decidimos alejarnos de nuestra madre y de su casa.

¿Por qué insistir en hacer justicia selectiva?

¿O es acaso que en Veracruz no hay justicia para las niñas y los niños? Con esto se comprueba que las y los menores se encuentran en estado de vulnerabilidad.

Tan solo imaginen que alguien decida todo por ustedes, sin darles siquiera la oportunidad de ser escuchados.

Con esta resolución no solo dañan a nuestro padre, dañan a toda la familia, pero en particular a mi hermana menor.

Indudablemente y de nueva cuenta confiamos en que sera el Poder Judicial Federal quien garantice el pleno respeto del Interés Superior de nuestra hermana menor y exhibirá, en su momento, la arbitrariedad con la que está actuando el juez Edgar Gutiérrez Gómez.

A él lo hacemos responsable de lo que pudiera sucederle a mi hermanita, si continúa emitiendo este tipo de resoluciones y acuerdos arbitrarios, sin análisis y sin ir al fondo del asunto.

Y a la sociedad civil: les pedimos nos apoye con sus oraciones para que mi hermanita no sea entregada con la persona que nos ha violentado.

Necesitamos de todas las voces posibles para exigir que no se cometa una injusticia contra una menor de edad,hoy es mi hermanita y mañana pueden ser sus hijos.

No queremos que vuelva a vivir las noches de angustia.

No queremos que vuelva a vivir la violencia física, verbal y psicológica.

No queremos que le sea robada la paz que cualquier niño merece.

Gracias por su atención.

Atentamente
Luisa y Viviana, hijas de Rogelio Franco Castán.

Artículos similares

’13/04/2024’

Columnas Veraces

Lo más leido

Verified by MonsterInsights