MALDITAS PRÁCTICAS CONSERVADUARTISTAS (CMAS-XALAPA)

Cartas a la redacción:

Vecino ciudadano de Xalapa, ¿puede imaginar la inexistencia de la recolección de basura en su calle?, ¿que las luminarias de su calle no prendan?, ¿que las áreas públicas como lo son parques y jardines, no sean limpiadas?

Tareas muy importantes de las cuales se encargan servidores públicos, ejecutores de acciones tanto operativas como administrativas. Sin embargo, es de imaginarse que paulatinamente o de algún modo supletorio, usted podría solucionar ciertas problemáticas a falta de funciones implicadas en los anteriores cuestionamientos. Pero ¿y si careciera totalmente del suministro de agua potable?

Con la anterior reflexión, importante es señalar que en tiempos adversos siempre se pone a prueba las capacidades de las instituciones y entes. Para el caso de la administración pública municipal, no fue la excepción.

¿Qué ayudo a la propagación del COVID-19 dentro de CMAS-Xalapa, para que con alarmante velocidad incrementaran los contagios entre los trabajadores del organismo operador? Son muchos los casos ya confirmados y lamentablemente también, ya hay defunciones de trabajadores, siendo que la administración lo negará, pero no se arriesgará a comprobarlo, porque lo quieren mantener en el secretismo, como muchas otras anomalías.

Es bien es sabido entre trabajadores, así como por familiares y amigos de ellos, que en la CMAS-Xalapa no hubo una estrategia implementada para el recurso más importante de cualquier ente, el recurso humano. La gerencia a la que le compete no previo, con tiempo y esfuerzo, establecer las medidas cautelares para atenuar la propagación de este vil y ruin virus dentro de la CMAS-Xalapa de forma eficaz y eficiente, salvaguardando la salud de los trabajadores y colateralmente, la de las respectivas familias de cada uno de ellos. Si de por sí no existe reclutamiento, selección, catálogo de puestos, capacitación, reclutamiento interno, entre otros, mucho menos lograrían consagrar una estrategia para mediar con la situación tan alarmante en la que se encuentra el organismo.

Con el tiempo suficiente que gozó la gerencia de Recursos Humanos, ¿acaso detectó las funciones prescindibles?, ¿estableció o controló los grupos/bloques rotativos de personal operativo y administrativo?, ¿monitoreó la digitalización de actividades laborales para trabajar a distancia, como el trabajo en casa?, ¿cuentan con una base de postulantes por reclutamiento interno para cubrir vacantes, sustentada y generada por los respectivos exámenes-documentos?… ¿Realmente coadyuvó con las demás áreas o sólo se extralimitó como siempre hacen? Porque cuando es el caso de saciar sus desviadas ideas que engendran abuso de poder, terrorismo, misoginia o tráfico de influencias (entre otras arbitrariedades) siempre echan mano de todas sus artimañas para lograrlo. ¿Qué acaso los trabajadores no se habían liberado de un yugo parecido que practicaba el exsecretario general del primer sindicato, antecesor de Roberto Méndez Castillo?

Como prueba y ejemplo es puntual señalar que, para el caso de los descuentos de días laborales, la Gerencia de Recursos Humanos se regocija y gusta de modo arbitrario aplicar ambigüedades. ¿Qué ésto no podría ser un delito?, ¿Nuestro Alcalde de Xalapa avala estas prácticas?, ¿Está consciente de la numerosa cantidad de fricciones, algunas más violentas que otras, que han tenido trabajadores de CMAS-Xalapa con el Lic. Ángel Raymundo González López (vocero del Gerente de Recursos Humanos y auto proclamado como “subgerente”)?

El Lic. Ángel Raymundo González López (o como se le identifique por el amplio y deshonrado abanico de adjetivos que bien se ha ganado con esfuerzo) titular de la Unidad de Capacitación y usurpador de funciones que no le son delegadas conforme al manual organizacional y reglamento interior de la CMAS-Xalapa, es el único titular de área que realiza ficticiamente sus encomiendas. Claramente beneficiado con un buen salario por el típico compadrazgo o favoritismo.

La deuda política por tener a José Luis Madrid Méndez, personaje bien identificado por nuestro Alcalde, Regidores y demás titulares del H. Ayuntamiento. Mencionado constantemente en comunicaciones internas, donde se denota la fichita de persona que es, y que se sabe goza de protección en el ámbito federal y a Ángel Raymundo González López dentro de la administración actual, ya quedó saldada y con creces. Pero el costo político, económico y social (así como las variables repercusiones conexas) sería impagable si la productividad del actual personal activo de la CMAS-Xalapa, que valientemente ejerce al presentarse en las instalaciones, estuviera por debajo de la mínima necesaria para el funcionamiento del organismo operador: una posible emergencia. Peor aún si llegase a faltar el personal que cuenta con mucha experiencia y talento, trabajadores que se han forjado a lo largo de muchos años dentro de la CMAS-Xalapa, irremplazables a corto y mediano plazo: una catástrofe. Evidentemente, al Gerente de Recursos Humanos del organismo operador no le importa, o como constantemente se le ha escuchado decir: “¡Que se chinguen!”.

Por último y a voz de exhorto, cito las palabras tan atinadas expuestas en reuniones del gremio sindical de la CMAS: “Es estos tiempos y los venideros, la política debe de humanizarse. Los servidores públicos deben de entender que están para servir y resolver las necesidades de la ciudadanía de modo profesional, no para sus beneficios económicos y de proyectos políticos. Se deben erradicar las ideologías y prácticas dañinas, evaluando y seleccionando a los servidores públicos establecidos por aquellos de elección popular. La ciudadanía en la actual situación, necesita servidores con vocación y compromiso, deseosos de resultados”.

Artículos similares

Columnas Veraces

Mole de Gente

LA MOFA

Lo más leido

Escala problema local hasta el Palacio Nacional

¿Por qué vuelve el sábado a Veracruz, por enésima vez, el presidente Andrés Manuel López Obrador? Porque necesita volver. El martes, en su conferencia mañanera,...

Si López Obrador pudo hablar mal de Jaime Cárdenas, puede hablar mal de cualquier persona, menos de él

Si López Obrador pudo hablar mal de Jaime Cárdenas, puede hablar mal de cualquier persona, menos de él Nada más eso faltaba. Quizá los chairos...

AMLO: con los enemigos dentro de la casa

*Va contra corrupción externa y olvida la interna *Instituto para Robarle al Pueblo lo Incautado   VAYA QUE la renuncia del abogado constitucionalista y reconocido académico, Jaime...