Veracruz: un gobierno cangrejo o de avestruz

*Ni crímenes contra niños conmueven a Cuitla

*Gobernador al deshonroso antepenúltimo sitio

 

AVIDO DE espacios gratuitos en medios de comunicación –muy al estilo de su alter ego-, el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez emuló este lunes a su gurú, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, y sin el menor dejo de vergüenza muy a pesar de que la encuestadora Consulta Mitofsky lo colocó en el antepenúltimo sitio de los peores mandatarios Estatales, con una baja sensible de Mayo a Junio en la aprobación social que pasó de 31.7 puntos de aceptación a 28.9, y eso que en cinco meses su administración ha recibido de la Federación 2 mil 862 millones para atención de la salud en general y del CoVid19 en particular, y pese a ello la Pandemia sigue al alza, a tal grado que fue necesario que la Secretaría de Salud Federal retornara a la Entidad al semáforo epidemiológico rojo –de máxima alerta-, mientras que en Dengue el Estado ocupa el segundo lugar nacional y en Sida los contagios van al alza, además de que los medicamentos para niños con cáncer son un predicamento para los padres que muchas veces deben comprarlos de su bolsillo para evitar que sus descendientes mueran. García Jiménez tampoco reconoció que Veracruz es un infierno para las mujeres, y que un día sí y el otro, también, más féminas son asesinadas por razones de género y otras desconocidas,  a pesar de las promesas de la Fiscal General del Estado, Verónica Hernández Giadans de que “ahora si” se aprehenderá a los asesinos y se esclarecerán esos crímenes, o él ya le estamos pisando los talones a los delincuentes, algo que no pasa de ser una soflama para justificar los yerros y enfrentamientos que se viven al interior del Gobierno de Cuitláhuac debido a que el Secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos y el de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado se disputan las querencias del mandatario y, por tanto, la gente de ambos, la Fiscal y el Director de la Policía Ministerial se encuentran enfrascados en choques que a nadie benefician, ni siquiera a ellos.

 

EL DOMINGO, por ejemplo, fue encontrado el cuerpecito torturado y asesinado de una niña de 12 años cuyo único delito era ayudar a sus padres en la venta de pan para sobrevivir, luego de que el Gobierno ha negado toda clase de apoyo a los micro y pequeños empresarios como el padre de la menor ahora si vida. Los hechos ocurrieron en la otrora ciudad de Naolinco que se ha distinguido por sus piezas artesanales de piel, incluida la fabricación de calzado. El cadáver de la menor Reyna Isabel M. M. fue hallado sin vida a pocos metros de un sitio conocido como Las Fuentes, luego de ser reportada como desaparecida desde un día anterior por sus padres. Reyna Isabel, como ya se dijo, era una niña emprendedora que a pesar de su corta edad ayudaba a la familia en la venta de pan, por lo que era conocida en el lugar, pero algún demente la secuestro, seguramente abuso de ella y la mató, no sin antes martirizarla, pero esos hechos no le preocupan ni al Gobernador García Jiménez, ni al DIF Estatal, ni a la Fiscalía General del Estado y mucho menos a la Comisión Estatal de Derechos Humanos cuya titular está más preocupada en no mostrar la testa no sea que se la corten desde Palacio, que en atender los agravios que sufren los veracruzanos ya sea a manos de la policía o de delincuentes. La niña fue buscada desde el sábado por la noche por familiares y amigos que conocían la ruta que recorría diariamente, pero al no tener éxito dieron aviso a la Comisión Estatal de Búsqueda con la esperanza de dar con su paradero, y así con la ayuda de los habitantes la ubicaron horas después, pero lamentablemente sin vida. Un monstruoso criminal cegó su existencia llena de esperanza, pero esos temas no fueron abordados por el mandatario Estatal –por obra y culpa de Andrés Manuel López Obrador- en su dizque informe preliminar que debería ser el último por tanta incompetencia e ineficiencia mostrada al frente del Ejecutivo.

 

TAMPOCO LE importó informar que en Agua Dulce una joven mujer fue asesinada este lunes al interior de su domicilio ubicado en la calle Ignacio López Rayón de la colonia Lázaro Cárdenas, en donde en lo que va del año han ocurrido 15 homicidios dolosos, además de este constituye el primer feminicidio. La mujer era conocida como Flora y se ignora los motivos de tal alevoso asesinato. Tampoco dijo nada de la carta que siete rectoras de distintas universidades del País enviaron al Presidente Andrés Manuel López Obrador para protestar por el asesinato de la propietaria y rectora de la Universidad Valladolid de Xalapa, María Guadalupe Martínez Aguilar, la semana pasada al interior de las instalaciones de ese centro de estudios donde despachaba. En la misiva, las rectoras se manifiestan en contra de la violencia hacia las mujeres que se vive en Veracruz, critican el asesinato de su homóloga de la Universidad Valladolid en la conurbación Xalapa-Emiliano Zapata, y exigen que las autoridades judiciales cumplan con el compromiso de investigar y castigar a los responsables, ya que la Fiscala dijo hace unos días que ya tenían pistas clarísimas para llevar ante la justicia a los asesinos materiales e intelectuales, pero no se ve claro y su versión fue como tantas otras: una patraña para salir del brete. Ya encarreradas, las máximas autoridades universitarias de siete colegios de educación superior, Ana Priscila Sosa Ferreira de la Universidad del Caribe; Carmen López Portillo Romano (hija del expresidente José López Portillo), de la Universidad del Claustro de Sor Juana; María Guadalupe Ibarra Ceceña, de la Universidad Autónoma Indígena de México; Teresa García Gasca de la Universidad Autónoma de Querétaro; Silvia Elena Giorguli Saucedo, presidenta del Colegio de México; Sylvia Paz Camacho, de la Universidad Autónoma de Occidente y por Sara Ladrón de Guevara González de la Unidad Veracruzana, condenaron que en la Entidad sigan ocurriendo actos violentos contra las mujeres, aunque existan alertas por Violencia de  Género. En este caso, Veracruz tiene 2, una por agravio comparado y otra por violencia feminicida, y ni asi se contienen los feminicidios que le dan al Estado el despreciable primer lugar en esos crímenes.

 

POR ELLO no es fortuito que aunque en Junio pasado el promedio nacional de aprobación de 30 gobernadores, una gobernadora y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México se situó en 43.3 por ciento, la cifra mensual más alta desde Noviembre del 2019, la mejora no involucra al mandatario de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez que sigue gobernando como el cangrejo que camina en reversa, o como el avestruz que esconde el rostro en la arena para ignorar todo lo que ocurre a su alrededor, mientras el Estado se sumerge en la inmovilidad, inoperatividad e ineficiencia en todos su rubros. Así de simple…OPINA [email protected]

 

Artículos similares

Columnas Veraces

Lo más leido

Marcelo Montiel: negociando impunidad

* Candidato del PVEM sólo si le extinguen las denuncias  * Sus ligas con Yunes Linares  * Diputados yunistas, nuevo trapeador de Morena  * Ricardo Morales pide...

La flor más bella de Jaltipan resultó secuestradora.

Hasta hace unos meses, Fátima N era una de las chicas más bellas y populares en la cabecera de Jáltipan. A más de uno...

La lista de periodistas muertos por COVID-19

Después de los profesionales de la salud y las autoridades; los reporteros están en la primera línea de batalla La mayoría de los...