Home » Columnas Veraces » POR SI ACASO/CARLOS JESÚS RODRÍGUEZ/ Auditoría exige cuentas a Yunes

POR SI ACASO/CARLOS JESÚS RODRÍGUEZ/ Auditoría exige cuentas a Yunes

Sin aclarar 212 millones 657 MP

*Duarte-Rosinol protegidos de FG

 

NO ES por ser mal pensados, pero si el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares no aclara a la brevedad el destino de 212 millones 657 mil 732 pesos que le reclama la Auditoria Superior de la Federación (ASF) del Programa de Inclusión Social Prospera para la Salud correspondiente a 2017, entonces si habrá malintencionados que argumenten que ese dinero pudo haber sido desviado a la fallida campaña electoral de su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez, y cuando el caudal comienza a correr con fuerza no hay represa o dique que lo contenga, más ahora que ha trascendido que su descendiente buscará disputar la Presidencia nacional del PAN al mismísimo grupo de Ricardo Anaya encarnado por Marco Cortez, aspiración a la que debe llegar inmaculado tomando en cuenta que el “canibalismo” no está fuera sino en los adoloridos intestinos de Acción Nacional cuyos actores principales buscan repartirse los escombros. Y es que según la ASF, a la fecha el gobierno de Yunes Linares no ha dado respuesta al reclamo para que aclare y acredite el destino de los recursos citados, a tal grado que en el portal web –al estilo de los añejos cobradores periodísticos-, el máximo órgano de fiscalización del País solicita al mandatario que proporcione la documentación que justifique y compruebe el uso de esos recursos. “El Gobierno del Estado no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del programa PROSPERA Programa de Inclusión Social: Componente de Salud 2017, en incumplimiento a la normativa que regula su ejercicio y no se cumplieron sus objetivos y metas”, redacta el ente fiscalizador de manera contundente.

 

LO QUE llama la atención es que el Gobierno del Estado tenía hasta el 30 de Abril pasado como fecha límite para demostrar la aplicación de los recursos o, en el mejor de los casos, reintegrarlos a la Tesorería de la Federación, lo cual hasta el viernes 17 de este mes no había ocurrido ni una ni otra cosa. En Mayo pasado, en la más reciente actualización del Estado, la ASF informó que “ésta no reúne las características necesarias de suficiencia, competencia y pertenencia que aclaren o justifiquen lo observado, por lo cual el resultado se considera como no atendido”, y en ese tenor ordena presentar el informe anual de la erogación total de los recursos enviado a la Comisión Nacional de Protección Social en Salud. Según la ASF, en el ejercicio de los recursos el Gobierno del Estado incurrió en inobservancias de la normativa, principalmente en materia de servicios personales y de la Ley General de Contabilidad Gubernamental; las observaciones determinadas derivaron en la promoción de las acciones correspondientes. Y si bien cumplió con obligaciones de transparencia sobre la gestión del fondo, ya que entregó con oportunidad los informes trimestrales sobre el ejercicio, destino y resultados de los recursos transferidos, la información presentada careció de calidad y congruencia, y por ello el gobernador debe rendir un informe a la brevedad para aclarar las inconsistencias antes que el organismo proceda a interponer denuncias que metan en un brete al gobernante que, para variar, perdió la elección de su hijo rumbo la gubernatura, lo que no podría protegerlo en la futura administración que buscará con lupa encontrarle un error para interponer denuncias y someterlo.

 

INSISTIMOS, NO deseamos ser mal pensados, pero opacidades semejantes dan pie a muchos cuestionamientos que si no son aclarados en tiempo y forma se convierten en sospechas, y no hay que olvidar que el principal pecado de un político no es el delito que comete sino el escándalo, y éste amenaza al régimen que está por concluir funciones. No hay que olvidar que Miguel Ángel Yunes Linares se ha empeñado en cultivar, en lo que lleva de gobierno, el mayor número de enemigos, algunos gratuitos, otros alentados por agravios y unos más por esa forma atropellada de gobernar que pareciera no interesarle los que menos –y más- tienen, y acaso por ello la reciente derrota en la que tenía todo para ganar, puesto que los programas sociales fueron manejados a discreción y conveniencia, pero la soberbia de la que ya están hartos los veracruzanos hizo su efecto en el ánimo de quienes por años han sido soslayados, y ya lo dijo este domingo el presbítero y vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes: “la mala administración pública, la corrupción, la impunidad y una notable pésima  administración de la justicia son, también, una forma de violencia y causales de realidades que se viven a diario como la pobreza, el desempleo, la violencia descontrolada, falta de oportunidades para que jóvenes ingresen a la universidad pública o acceder a un empleo, abandono del campo y bajos precios de productos agrícolas”, entre otros.

 

MIGUEL ÁNGEL Yunes Márquez se presentará como aspirante a la dirección nacional del PAN tras perder la elección de gobernador, pero obteniendo una de las más importantes votaciones de todos los tiempos, y sería una lástima que volviera a sucumbir todo porque su padre no acredita recursos que le fueron enviados del Programa de Inclusión Social Prospera para la Salud correspondiente a 2017, y en ese tenor se repita lo que el aspirante a dirigente partidista comenta en corto de Ricardo Anaya: que perdieron por la corrupción que le fue detectada al queretano durante la campaña. Por ello lo sano, tanto para el régimen estatal, los gobernados y para el propio Yunes Márquez sería que su padre aclare lo pertinente, pues no hacerlo permitirá a sus enemigos, que son muchísimos, sacar raja del tema y hacerlo parte de la agenda política.

 

OTRO TEMA que ha quedado en el limbo es la investigación por presunto desvío de 50 millones de pesos que serían utilizados en la construcción de pozos de agua en Coatzacoalcos durante el gobierno estatal de Javier Duarte de Ochoa, y el municipal de Joaquín Caballero Rosiñol, ya que ni la Fiscalía General del Estado (FGE) ni la Procuraduría General de la República (PGR) han reportado avances en la investigación pese a que las denuncias fueron interpuestas desde el año pasado, y en ellas señalan, directamente al ex gobernante Duarte de Ochoa y al ex alcalde de Coatzacoalcos, Caballero Rosiñol. Lo grave es que a pesar de que se anunció la inversión para la apertura de ocho pozos que abastecerían  de agua a Puerto México y se aprobaron los recursos, las obras jamás se realizaron, por lo que las denuncias ya han sido ratificadas aunque, caso raro, la Fiscalía Estatal no responde. Por lo pronto, ahí están los terrenos seleccionados abandonados, mientras que Joaquín Caballero se pasea impunemente por el municipio como si nada, en franco reto a las autoridades y a la asociación “Ciudadanos organizados en lucha en Coatzacoalcos” que fueron engañados y agraviados. Así las cosas. OPINA [email protected]

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More 31 posts in Columnas Veraces
Recommended for you
Prosa aprisa/Arturo Reyes Isidoro/ Inopinada denuncia de un alcalde

  Son, ¿o fueron?, grandes aliados políticos. Se encontraron en 1992 siendo uno presidente municipal...